Cierran por humedades las salas de lectura de la biblioteca de Piedras Blancas

Interior de la sala de lectura de adultos. / LVA
Interior de la sala de lectura de adultos. / LVA

La clausura se prolongará una semana para ejecutar las obras para aislar la cubierta y se colocará también el falso techo de la sala infantil

SHEYLA GONZÁLEZ

Las salas de lectura de la biblioteca de Piedras Blancas permanecerán cerradas desde hoy y durante la próxima semana. El motivo es la realización de obras de impermeabilización de la cubierta del edificio, que en su día acogió la Casa Consistorial. Aunque la principal afectada es la zona infantil, que ya se encontraba delimitada por motivos de seguridad, se ha optado por cerrar también la del primer piso para evitar molestias.

La jefa de Obras del Ayuntamiento de Castrillón visitaba ayer las instalaciones para hacer un seguimiento de los trabajos y se percataba de las molestias que estos estaban generando en los usuarios. «Hay mucho ruido y también polvo. Eso incomoda a quienes van a leer a la biblioteca y se quejaron, con toda la razón. Decidimos cerrar esas salas mientras duran las obras y así también reforzar la seguridad», explicó ayer la alcaldesa, Yasmina Triguero.

Es una empresa externa la que está realizando los trabajos. Hace unos meses se realizaban obras tras la caída de parte del falso techo. «Ese problema quedó solucionado pero posteriormente se advirtieron nuevos problemas de filtraciones y humedades. Al inspeccionar la cubierta la empresa se dieron cuenta que estas se producían en otra zona diferente, de ahí que hubiera que hacer más obras», puntualizó Triguero.

La entidad espera tener terminada la impermeabilización el martes de la próxima semana, momento en el que entrará a trabajar el Ayuntamiento para volver a colocar todo el falso techo en la sala infantil. «De ahí que queden cerradas toda la semana que viene, volviendo a abrir el lunes 25», insistió la edil de Izquierda Unida, que pidió perdón por las molestias que esta intervención pueda causar en los usuarios.

No cerrará en cambio la sala de estudios, que estará habilitada en la planta baja del edificio y más aislada de las obras al haber dos pisos por el medio. «Creemos que ahí podrán estudiar sin problema y sin peligro», indicó Triguero.