El concurso para derribar el chalé de Salinas queda desierto

Chalé de Salinas propiedad de José Aurelio Rivero pendiente de demolición. / MARIETA
Chalé de Salinas propiedad de José Aurelio Rivero pendiente de demolición. / MARIETA

El Ayuntamiento deberá iniciar un nuevo proceso negociado sin publicidad después de que ninguna empresa se presentase al proceso de licitación

S. GONZÁLEZ PIEDRAS BLANCAS.

El derribo de las ampliaciones del chalé de Salinas propiedad de José Aurelio Rivero vuelve a quedar paralizado. En esta ocasión el proceso se ve frenado al no haber optado ninguna empresa al contrato de demolición convocado por el Ayuntamiento de Castrillón. La mesa de contratación se reunía ayer y declaraba desierto el proceso iniciado hace unas semanas.

El contrato asciende a 179.930 euros y en él se incorporaron los informes realizados a raíz del acta de replanteo previo que conllevó a rescindir el contrato con Copcisa, empresa que se llevó el primer proceso de licitación. Se aumentó el presupuesto, pero eso no ha llamado la atención de las empresas del sector, que han optado por no presentar sus ofertas económicas para hacerse cargo de estas obras, que deben estar vigiladas por los juzgados al tratarse de una ejecución de sentencia.

Ahora habrá que iniciar otra vía para ejecutar las obras de demolición ordenadas por dos juzgados ovetenses. «La semana que viene se abrirá un proceso negociado sin publicidad en busca de una empresa que si pueda hacerse cargo del proyecto», indicó la alcaldesa, Yasmina Triguero. El proceso negociado supone que el propio Ayuntamiento contactará con tres empresas del sector para solicitar presupuestos para acometer la demolición pendiente.

El acta de replanteo sacó a la luz algunos aspectos no contemplados anteriormente. «Las superficies objeto de actuación no se encuentran en condiciones de permitir el inicio de la obra, ya que no han sido retirados los enseres y bienes personales y artísticos que contienen», refleja el documento, que avalaba el incremento del montante económico, que inicialmente era de 134.000 euros.

Al estado inicial

La sentencia dictaminada por los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo de Oviedo, que obliga al Consistorio a hacerse cargo de la demolición, fue ratificada por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias en marzo del año pasado. El problema surgió con una denuncia, presentada por los propietarios de la vivienda contigua, al haberse realizado la ampliación del chalé pasados ocho años desde la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana pese a tener licencia municipal para ello. La denuncia cogió peso y los juzgados dieron la razón a los vecinos y obligan al Consistorio a devolver la casa a su estado inicial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos