La Confederación retoma la limpieza del río Linares, suspendida desde 2017

Maquinaria trabajando en el río Linares. / A. G.-O.
Maquinaria trabajando en el río Linares. / A. G.-O.

La actuación, que tiene un plazo de ejecución de seis meses, incluye el dragado del estuario y el desbroce del caudal, invadido por la maleza

A. G.-OVIES VILLAVICIOSA.

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico ha iniciado las labores de limpieza del río Linares. La actuación había sido adjudicada en agosto de 2017 por un importe de 85.181,58 euros y un plazo de ejecución de seis meses, pero el gobierno anterior, el de Mariano Rajoy, la mantuvo suspendida. Ahora, se ha reactivado.

Según explicó el presidente de la Confederación, Manuel Gutiérrez, este retraso se debió a una modificación en el proyecto que la Abogacía del Estado informó desfavorable, obligando finalmente a volver a la actuación original. Los trabajos consistirán en el dragado y desbroce del cauce, invadido por la vegetación que dificulta la capacidad de drenaje. En concreto, se consolidarán los márgenes con escolleras hormigonadas por debajo de la línea de caudal medio; se llevará a cabo el desbroce del cauce en 4.800 metros cuadrados; y se realizará el dragado y limpieza de los acarreos depositados aguas arriba del azud y en la entrada al cauce natural, así como la demolición del mismo.

Esta actuación tiene, entre otros objetivos, disminuir el riesgo de inundaciones en el concejo. El desbordamiento del río Linares los días que coincide la marea alta con la lluvia constante es una de las muchas causas que acaban causando la acumulación de agua en la localidad. En las últimas tormentas de finales de enero, la Policía Local se vio obligada a cortar la avenida España durante varios días por la enorme crecida del estuario, que anegó el parque de La Barquerina.

El alcalde, Alejandro Vega, había solicitado al presidente de la Confederación la realización de los trámites necesarios para desbloquear la limpieza en una reunión mantenida el pasado mes de enero.