Un corverano con ADN deportivo

Israel Blanco recibe hoy su premio como Corverano Ejemplar. / MARIETA
Israel Blanco recibe hoy su premio como Corverano Ejemplar. / MARIETA

Hoy recibirá el premio como Corverano Ejemplar en una gala que se celebrará a las 12 horas en el teatro de El Llar de Las Vegas Israel Blanco es entrenador de balonmano y piloto de parabobsleigh internacional

SHEYLA GONZÁLEZNUBLEDO.

El deporte corverano bien podría ser sinónimo de Israel Blanco. Vinculado al balonmano local desde la adolescencia, ha practicado también remo en el pantano de Trasona y ahora despunta en el parabobsleigh. Una trayectoria que ha valorado el Ayuntamiento de Corvera, que le ha nombrado Corverano Ejemplar.

Llegó a Corvera con dieciséis años, antes había residido en Gijón (donde nació), en Oviedo e incluso en Venezuela. Israel Blanco consiguió echar raíces finalmente en el concejo, con el que se vinculó profundamente gracias al deporte. «Empecé a jugar al balonmano en Oviedo, tenía diez u once años, cuando me vine a vivir aquí seguí en el club local», explica Blanco, que hoy gestiona junto con otras dos personas el Handball Corvera.

Con veinte años sufrió un accidente laboral que le apartó de las canchas pero no de su pasión. «Pasé a ser delegado de equipos y a entrenarlos, y a la vez me adentré en otros deportes», comenta. Fue entonces cuando cogió los remos y la piragua y se adentró en el pantano. Desde hace seis años llegó a su vida otra modalidad totalmente alejada de los polideportivos y las canchas. Fue entonces cuando descubrió el parabobsleigh, en el que compiten personas con algún tipo de discapacidad física. Blanco es considerado el pionero español en esta disciplina

«Básicamente es un trineo adaptado y tienes que bajar en él por un tubo de hielo», explica Blanco para los que desconocen la modalidad, en la que él ya ha conseguido colgarse alguna medalla, como el tercer puesto en la Copa del Mundo celebrada el pasado mes de enero en la localidad noruega de Lillehammer. Allí, ganó una plata y un bronce frente a otros pilotos con más experiencia y entrenos ya que el no había podido asistir a otras pruebas previas al as que si habían acudido los pilotos rivales. «Hasta ahora competía menos porque esperaba a tener dinero ahorrado para poder viajar y participar en las competiciones. Este año la federación ya tiene más presupuesto y espero poder estar en todas las cita importantes», señala. Además, Israel Blanco ha sido elegido mejor deportista español en una de las prueba de la Federación Internacional de Bobsleigh y Skeleton.

De manera paralela, desde hace tres años, gestiona el Handball Corvera, donde entrena al grupo de alevines. «No fue sencillo, tuvimos que empezar desde cero, poniendo todo nuestro trabajo y dinero pero ahora vemos los frutos. Cada vez son más los deportistas y entrenadores que tenemos. Da gusto verlo. Además Alejandro y Rafa comparten conmigo el día a día y me suplen cuando tengo competiciones», comenta Israel Blanco.

Fue el alcalde, Iván Fernández, el que le llamó para comunicarle su nombramiento como Corverano Ejemplar. «Aún estoy buscando a la persona que me propuso para tirarle de las orejas. Se agradece mucho el premio pero a mi estas cosas me dan mucha vergüenza», dice entre risas Blanco, que añade que «el premio es que te reconozcan el trabajo aunque hay que destacar que esto no es solo para mí, sino para todos los que me ayudan en el día a día a sacarlo adelante», insiste el galardonado.

El nerviosismo de tener que hablar en público en la gala de hoy, prevista para este mediodía en el teatro de El Llar, le ha acompañado toda esta semana. «Cuando me dijeron que tenía que decir unas palabras me quede parado. Siempre me pongo nervioso cuando estoy delante de público, no he preparado ningún discurso», confiesa, aunque su familia estará junto a él para darle ánimos y mostrarle su orgullo.