El Cristo más inclusivo de Candás

Melania Álvarez prende el chupinazo ante la mirada de Alain Fernández y Amelia Fernández. / A. G.-O.
Melania Álvarez prende el chupinazo ante la mirada de Alain Fernández y Amelia Fernández. / A. G.-O.

«La devoción va más allá de nuestras fronteras y hace del santuario del Cristo el segundo más visitado de Asturias» El pregón de la consejera Melania Álvarez fue traducido al lenguaje de signos

ALICIA GARCÍA-OVIESCANDÁS.

La política es una gran parte de la vida de Melania Álvarez. Su trayectoria en la representación institucional se inició en 2003 cuando con tan solo 23 años tomó posesión como concejala del Ayuntamiento de Carreño. Ya orbayó desde entonces, como ella misma reconoció, pero fueron esos primeros pasos los que la llevaron a subirse ayer al escenario del teatro Prendes para dar el pregón de las fiestas del Santísimo Cristo de Candás, en el que estuvo acompañada, por primera vez, por una traductora al lenguaje de signos. «Cojo el testigo de Carlos, de Verónica y de otras muchas personas y colectivos que aún siendo tan diferentes, tenemos algo en común: nuestro amor por Candás», destacó.

La actual consejera de Derechos Sociales y Bienestar reconoció que a lo largo de estos años ha habido muchas preocupaciones, decepciones y frustraciones, pero también buenas personas e ilusiones. «En los tiempos que nos toca vivir, cuando el conflicto, la confrontación, el bloqueo y la frustración permanente parecen haberse instalado en el juego político y parece que lo han hecho para quedarse, me niego a conformarme y sinceramente pienso que tienen los días contados. Como sociedad nos merecemos mucho más que todo eso», aseguró. Para Álvarez «no es posible avanzar en lo colectivo sin la implicación de cada vecino. Porque sin colaboración ni funciona la política, ni la vida, ni la fiesta».

Y volviendo a la fiesta -«las del Cristo son las fiestas de Candás por excelencia», dijo- no pudo evitar recordar sus primeros pasos como miembro de una peña, «el elegir el nombre, encargar las camisetas». «No hay adolescente que se precie que no haya participado en el nacimiento de una peña, son las bases de la charanga, pero -continuó- pasan los años y, como en la vida, nos vamos adaptando a las nuevas circunstancias. Unos van y otros vienen, pero por encima de todo queda el espíritu de colaboración, el disfrutar del momento, y por qué no, el imaginar que un día llegaremos a ser de primera como los de la Peña Furada o los de Galdiar».

El programa de hoy estará dedicado a los deportes y habrá fuegos artificiales«Sin colaboración ni funciona la política, ni la vida, ni la fiesta», dijo en su discurso

A pesar de los años, añadió, se sigue manteniendo «una devoción que va más allá de nuestras fronteras, que hace del santuario del Cristo el segundo más visitado de Asturias y que nos enorgullece porque nos acerca a otros muchos pueblos».

El pregón de Álvarez abrió ayer una programación festiva pensada para todos los gustos y que se concentrará en tres intensos días. La jornada de hoy estará dedicada a los deportes y los fuegos artificiales «made in Candás» pondrán el broche antes de amanecer mañana con la Alborada. Sin duda, apuntó la pregonera, «el acto más emotivo, que cierra con la danza prima de la mano de María Esther y da paso a la tradición y la devoción que recorre las calles de Candás, a las que se acercan devotos de todos los rincones de Asturias para venerar a nuestro Cristo». Este año, la misa será oficiada por el Padre Ángel.