Cudillero perderá el 75% de sus ganaderías lácteas en ocho años

Centenares de visitantes acudieron a la feria de ganado de San Martín de Luiña, que contó con un 25% más de reses. / FOTOS: D. S. FUENTE
Centenares de visitantes acudieron a la feria de ganado de San Martín de Luiña, que contó con un 25% más de reses. / FOTOS: D. S. FUENTE

El edil socialista Amelio Fernández alerta de que el número de explotaciones pasará de veinticuatro a seis por «la falta de relevo generacional»

DAVID SUÁREZ FUENTE SAN MARTÍN DE LUIÑA.

Cudillero perderá en ocho años un 75% de sus ganaderías lácteas por «falta de relevo generacional». En ese periodo de tiempo, pasará de tener veinticuatro a seis. Lo advirtió ayer Amelio Fernández, edil socialista y ganadero, durante el transcurso de la feria de ganado de San Martín de Luina que, en esta ocasión, contó con un mayor número de reses participantes. En concreto, un 25% más (hubo 147 cabezas de vacuno, 235 caballos y 317 cabras).

Hubo ventas, «aunque los precios están a la baja», pero sirvió para hablar también abiertamente de la situación del campo. Preocupa, como se decía, la falta de jóvenes que tomen las riendas de las explotaciones, pero también inquieta, y mucho, «la existencia de lobos en las zonas altas de Cudillero». «Es un verdadero riesgo», señaló Manuel Quintana, que coincidió con sus compañeros en que «es uno de los mayores problemas que tenemos». A esta circunstancia se suma la cada vez más acuciante despoblación, «lo que hace que no podamos atender todas las fincas que quedan abandonadas», añadía Armando Martínez, ganadero de Brañaseca, que acudió con 66 reses y se llevó el premio al lote más numeroso del certamen.

Él no fue el único premiado en una feria a la que acudieron dieciséis ganaderos y en la que también se hizo constar, hablando de bajos precios, el de las reses de carne, que «ronda entre los cuatro y cinco euros el kilo», según Ángel Riesgo. También fueron distinguidos el ganadero local Ángel Martínez, por llevar el mejor toro; Germán de Santa Marina, que acudió con un lote de veinte caballos; y Roberto de Los Baos, de Valdés, que llevó 306 cabras. El jurado selecciono a la vaca de Patricio Garrido, de Cipiello, como mejor res del certamen. Se trata de una vaca de Asturiana de los Valles, de cuatro años, que «destaca por la expresión de la cabeza», dijo Garrido, quien aseguró que su ganadería «tiene un buen gen».

La feria contó con gran cantidad de puestos. Entre ellos, el de la Tierrina, de Cristina Rubio, que mostró los productos ecológicos que viene cultivando en este pueblo desde el pasado mes de julio y que tuvo un gran éxito entre los asistentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos