El traslado a la fábrica de Nestlé de Mercadona creará en Villaviciosa una de las superficies comerciales más modernas de Asturias

Edificio de la antigua Nestlé donde se trasladará Mercadona./
Edificio de la antigua Nestlé donde se trasladará Mercadona.

El proyecto supondrá una inversión en el concejo cercana a los siete millones y permitirá crear una de las superficies comerciales más modernas de Asturias

ALICIA GARCÍA-OVIES VILLAVICIOSA.

La Comisión de Urbanismo del Principado (CUOTA) ha dado luz verde a la modificación de las normas subsidiarias urbanísticas de Villaviciosa que posibilitarán el traslado de Mercadona a la parcela que actualmente ocupan las ruinas de lo que fue la fábrica de Nestlé, propiedad ahora de Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa). La empresa agroalimentaria fue la propomotora de esta iniciativa con el fin de dar una solución a una infraestructura que se encuentra en ruinas y abandonada desde hace años.

Capsa ya vendió parte de los terrenos a la empresa Derivados Lácteos S. A., que ha reanudado la actividad en la zona. Ahora, tras la modificación de las normas urbanísticas, podrá trasmitir el resto de la propiedad para albergar la gran superficie comercial. Mercadona pretende trasladar su supermercado de la calle Alejandro Casona, creando una de las tiendas más modernas de Asturias, que contará con un aparcamiento de unas 200 plazas. La inversión para su adecuación ascendería a los siete millones de euros y supondría un beneficio para las arcas municipales en materia de ingresos de un cuantía cercana a los 400.000 euros.

La aprobación definitiva del proyecto, pendiente de publicar en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA), supondrá, según el equipo de gobierno, «supondrá además la consolidación del empleo actual y la creación de más puestos de trabajo, dado que se ampliará la superficie que tienen actualmente». Mercadona tiene en la actualidad 38 trabajadores contratados de forma indefinida en el concejo. Asimismo, el nuevo espacio, ubicado en la calle Maximino Miyar, contará con una superficie de venta al público no superior a los 2.000 metros cuadrados.

El apoyo de la CUOTA al proyecto permite poner fin a un largo proceso de tramitación que requirió la celebración de dos plenos, al no contar el equipo de gobierno con la mayoría suficiente en el primero de ellos. El alcalde, Alejandro Vega, destacó ayer la importancia que esta actuación tendrá para el municipio. «Estoy satisfecho de ver por fin que otro proyecto beneficioso para Villaviciosa ya no tiene vuelta atrás. Esto supone dar una solución a una parcela y a una zona que avergüenza su estado, suponiendo además la generación de inversión, actividad económica y creación de empleo», afirmó.

El regidor también criticó la postura del Partido Popular por no apoyar un proyecto «beneficioso para el concejo». El cierre de la planta definitivo tuvo lugar en abril de 2012.