Una cura para el centro de Las Vegas

La calle Sebastián Miranda es una de las requeridas por el Ayuntamiento para recuperar los edificios. / LVA
La calle Sebastián Miranda es una de las requeridas por el Ayuntamiento para recuperar los edificios. / LVA

Dos de los inmuebles serán derribados, mientras que el resto ha optado por realizar obras de rehabilitación Los propietarios de las calles Sebastián Miranda y Arlós arreglarán los edificios

SHEYLA GONZÁLEZLAS VEGAS.

Las calles Sebastián Miranda y Arlós, a la entrada de Las Vegas, llevan años en continuo deterioro. Viviendas tapiadas, otras apuntaladas y otras sufren desprendimientos dado el mal estado en el que se encuentran. Hace unos meses el Ayuntamiento de Corvera se propuso mejorar la situación y requirió a los propietarios de una decena de inmuebles que iniciasen los trámites para su rehabilitación o bien para su derribo.

Estos han decidido colaborar y aunque dos de ellos, uno en cada calle, han optado por derribar las viviendas, los otros se decantan por la rehabilitación de las mimas. En concreto, hay cuatro casas que necesitan actuaciones de calado pues su estado es de deterioro grave, otras cinco requieren de obras, pero presentan deficiencias de menor envergadura.

Las que urgen medidas se encuentran repartidas entre las dos calles. En ellas se incluyen para las que ya se ha pedido licencia de derribo. Otra ya ha tramitado la solicitud pertinente para hacer obras de conservación y evitar que su vivienda pueda suponer un peligro para los viandantes que pasan por la calle Arlós. Queda pendiente de conocer los planes de una de ellas, ya que se encuentra en fase de estudio técnico por parte de los propietarios que quieren conocer a fondo qué obras y de qué calado se requieren para la puesta a punto del inmueble, que sería propiedad de dos familias diferentes.

«En su momento optamos por reunirnos con todos los propietarios para explicarles bien todo el proceso y ellos nos lo agradecieron, ahora nosotros hacemos lo mismo porque vemos que están muy receptivos», comentó el alcalde, Iván Fernández.

En cuanto a las que presentan un mejor estado de conservación, aún están en plazo para contestar al requerimiento municipal, ya que en su caso se centra más en obras de rehabilitación y parece descartado el derribo a no ser que sean los propios dueños quienes se decanten por esa opción. Tienen hasta final de mes para tomar una decisión. En este caso, además de inmuebles en las calles Arlós y Sebastián Miranda, el Consistorio ha añadido un edificio de la avenida Principado, principal vía de acceso a Las Vegas.

En las últimas semanas otros de los propietarios de la zona han optado por dar un lavado de cara a sus edificios, lo que produce un mejor impacto visual a quienes llegan a la localidad. «Esa zona se vio afectada por la crisis del sector de la construcción e inmobiliario. Hasta que no se produzca un desarrollo urbanístico de la misma hay que actuar para conseguir que todas las viviendas cuenten con unas condiciones mínimas de seguridad. No se trata de rehabilitar integralmente, pero sí de que sean unas calles seguras», comentó Iván Fernández.