La demora en el arreglo del socavón de la carretera a Arnao suscita las quejas vecinales

Una vez que termine Costas, el Ayuntamiento deberá rellenar el agujero y asfaltar la vía. / MARIETA
Una vez que termine Costas, el Ayuntamiento deberá rellenar el agujero y asfaltar la vía. / MARIETA

El agujero se detectó el pasado 18 de octubre y las obras comenzaron un mes más tarde, con carácter de urgencia, pero aún no han acabado

S. GONZÁLEZ SALINAS.

Pronto se cumplirán dos meses desde que apareciera, casi de la nada, un gran socavón en la carretera que une Salinas con Arnao, justo antes de entrar al túnel. Un agujero de unos ocho metros de profundidad y metro y medio de diámetro. Tras conocerse que se debía a la pérdida de la materia que rellenaba la vía, tanto el Ayuntamiento de Castrillón como la Demarcación de Costas enviaron a sus técnicos para conocer el alcance y poner en marcha los trabajos por vía de «urgencia».

Una rapidez que no se está viendo reflejada en la realidad. Aunque se detectaba un 18 de octubre, las obras no empezaban hasta un mes después, con la previsión de estar listas en dos semanas. Algo que contentó a los vecinos que se vieron importunados por el cierre de las comunicaciones entre ambas localidades. «Se nos dijo que esto era urgente y que se haría pronto, después se justificó los retrasos en que las mareas lo estaban complicando. Van a pasar dos meses y seguimos igual», lamenta José González, vecino de Arnao.

El Ayuntamiento ya había puesto de relieve el problema que esto había generado en el transporte público, que ha perdido un 40% de los pasajeros. «Muchos somos personas mayores y no tenemos otro medio de transporte», lamenta María Fernández. Es por eso que el Consistorio se reunión con el Consorcio de Transportes para pedir que se aumentara una frecuencia cada hora para no seguir perdiendo usuarios en la localidad.

Pero no son solo los de Arnao los que se quejan de la demora en las actuaciones, los de Salinas también lo hacen. «Ya no es por ir por esa carretera o no, que podemos ir a Piedras por La Vegona, es porque siempre quedan en una cosa y luego nunca se cumplen los plazos», lamenta Rodrigo Alonso.

Costas anunció que la grieta que provocó las filtraciones estaba subsanada, pero que se ampliaron las obras más allá de tapar fisuras y así evitar que vuelvan a aparecer. Los trabajos están próximos a acabarse por parte de la Demarcación, pero estos no serán los últimos. El Ayuntamiento de Castrillón debe finalizar la actuación con el relleno del agujero, que lo hará con una materia que filtre menos, y después con el asfaltado del tramo afectado, que sigue vallado para evitar caídas u otros sustos.

Temas

Salinas