Se derrumba parte del corredor interior del palacio de Peñalver en Trasona

Corredor del palacio que se vino abajo fruto del mal estado en el que se encuentra la estructura. / MARIETA
Corredor del palacio que se vino abajo fruto del mal estado en el que se encuentra la estructura. / MARIETA

Es trata de la zona más deteriorada del interior del edificio catalogado, cuya construcción data del siglo XV

S. GONZÁLEZ TRASONA.

El palacio de Peñalver, en Trasona, se resiente. Su deterioro es más que visible y desde hace unos días el estado del edificio ha empeorado notablemente después de que parte de uno de los corredores interiores se haya derrumbado fruto del mal estado en el que se encuentra esta parte.

Esta zona del inmueble se encuentra cerrada al paso, por lo que no hay que lamentar más daños que los de la propia estructura, toda ella de madera. En concreto se ha venido abajo una de las esquinas del corredor, tanto los aleros del tejado como la galería. Parte de las tablas desprendidas han quedado sujetas por dos puntales, mientras que el resto se vinieron abajo por completo.

Al derrumbarse también el alero del tejado, las zonas colindantes han quedado afectadas y con parte de la estructura desprendida, con peligro de nuevos derrumbes, tanto de cubierta como de solera del corredor. Esta zona del palacio ya quedó reflejada en el último informe realizado por arquitectos como una de las más afectadas por el paso del tiempo y la falta de mantenimiento. De hecho, fruto de este estado se decidió, hace años, prohibir la entrada a personas a esas estancias.

Además de los corredores, también se encuentra en muy mal estado toda la techumbre del edificio, no así su estructura que se mantiene fuerte, tal y como reflejan los arquitectos. Otra de las zonas más deterioradas del palacio es la torre derecha, que también vio como se desplomaba parte de su estructura interior por culpa de un palomar.

Los responsables del inmueble, herederos del Conde de Peñalver, son los responsables del mantenimiento del Palacio, catalogado como Bien de Interés Cultural con protección integral. Por lo que son ellos quienes deberían llevar a cabo las tareas de conservación requeridas por los responsables de Patrimonio en el Principado tras las inspecciones realizadas al mismo.