Desalojado un matrimonio por un incendio en su vivienda de Cabranes

Efectivos de Bomberos, durante las labores de extinción del fuego en Arboleya. / SEPA
Efectivos de Bomberos, durante las labores de extinción del fuego en Arboleya. / SEPA

Ninguno resultó herido, aunque tuvieron que pasar la noche fuera. Las llamas devoraron el inmueble y afectaron al techo de una casa cercana

ALICIA GARCÍA-OVIES SANTOLAYA.

Un voraz incendio calcinó por completo una vivienda de la localidad de Arboleya, en Cabranes, la madrugada del martes al miércoles. Las llamas, que sorprendieron a todos los vecinos del pueblo, devoraron por completo el inmueble, obligando a los inquilinos, un matrimonio, a pasar la noche fuera, aunque ninguno de los dos resultó herido. La techumbre de una casa cercana también se vio afectada, pero los efectivos de Bomberos lograron controlar el fuego antes de tener que lamentar daños más graves.

El Centro de Coordinación de Emergencias del 112 recibió el aviso pasada la medianoche. En la llamada se advertía que estaba quemando una vivienda con construcciones adosadas y se pedía la rápida intervención de los bomberos para evitar que se extendiese. En un primer momento se desconocía si podría haber personas en su interior, aunque minutos más tarde pudieron confirmar que los inquilinos ya se encontraban fuera del inmueble y que, a pesar de lo llamativo del incendio, no habían resultado heridos.

Inmediatamente se movilizó una dotación, con cuatro efectivos y dos autobombas, desde el parque de Villaviciosa. Se mandó otra con tres bomberos y otra autobomba, así como un furgón de intervención rápida desde Piloña. Por último, desde el parque de La Morgal acudieron con una autobomba nodriza y un autoescalera para acceder a las zonas más elevadas de la vivienda. Asimismo, se dio aviso al jefe de la zona oriental, para que acudiese al lugar del suceso y se informó a la Guardia Civil, al Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU), que envió un equipo de guardia desde Nava, y a los voluntarios de Protección Civil.

A pesar de la rápida intervención de todos los efectivos, las llamas acabaron calcinando por completo la vivienda, obligaron a la pareja a pasar la noche fuera y afectaron a la techumbre de otra casa adyacente. Los bomberos dieron por controlado el incendio en torno a las dos de la madrugada, momento en que gran parte de los efectivos regresaron a sus respectivos parques. En la zona tan solo quedaron los miembros del equipo de Villaviciosa para enfriar los escombros y asegurarse de que el fuego no volvía a reproducirse. Finalmente, a las 4.38 horas concluyeron el servicio.

La gravedad del incendió sorprendió ayer a los vecinos de Cabranes, que se despertaron con la noticia del suceso. Muchos de ellos quisieron mostrar su agradecimiento a los distintos especialistas que se trasladaron a la zona para extinguir el fuego antes de que las llamas llegaran a otros inmuebles, en concreto a Protección Civil, único equipo de seguridad del concejo.