IU descarta recuperar la gestión pública del servicio de limpieza

Labores de limpieza en una calle de Piedras Blancas. / MARIETA
Labores de limpieza en una calle de Piedras Blancas. / MARIETA

La coalición considera que no hay posibilidad legal de subrogar a los trabajadores y sacará este mes a licitación la de parques y jardines

J. F. G. PIEDRAS BLANCAS.

El gobierno municipal de Castrillón descarta recuperar la gestión municipal del servicio público de limpieza. Fraccionado en varios contratos, el referente a parques y jardines vence a finales de mes y los servicios técnicos ultiman los pliegos de contratación para volver a sacarlo a concurso. Después, en abril, le llegará el turno al de recogida de basura y limpieza vial. Devolver a titularidad público servicios ahora externalizados fue una de las premisas que lanzó Izquierda Unida durante la campaña electoral supeditándola siempre a a su viabilidad económica. Según manifestó ayer el primer teniente de alcalde, José Luis Garrido, en el caso del servicio de limpieza de parques y jardines la renuncia viene motivada «ante la imposibilidad legal» de subrogar a los trabajadores que actualmente prestan servicio en la empresa adjudicataria, Urbaser. «Muchos llevan un montón de años y una buena parte de la plantilla son personas con discapacidad», argumentó Garrido.

Urbaser se adjudicó el servicio en 2016 en 617.005 por cada uno de dos dos años de contrato, con posibilidad de prórroga. La empresa presta el servicio desde 2006, y además de la limpieza de las zonas verdes y áreas recreativas el contrato incluye las tareas de poda y abonado de arbustos, riego y desbroce de caminos.

El PP se congratuló ayer de la decisión del gobierno local. «Nos alegra que hayan recapacitado. Nosotros defendemos la gestión privada de los servicios públicos especializados, como la limpieza o el agua», manifestó su portavoz municipal, Jesús Pablo González-Nuevo-Quiñones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos