Fallece ahogado un sierense tras caer en un pozo de la playa de Salinas

Los Servicios de Emergencias trataron de reanimar al hombre durante cuarenta y cinco minutos, sin éxito. / MARIETA

Todo apunta a que el hombre se topó con un desnivel en la arena que acabó por arrastrarle mar adentro mientras paseaba por el arenal

SHEYLA GONZÁLEZ SALINAS.

Un vecino de Siero de 69 años perdía la vida ayer en la playa de Salinas. La tragedia comenzó con un paseo, según los primeros indicios, a la altura de la escalera número tres del arenal, ubicada frente a la plaza del Club Náutico. El hombre habría bajado a la arena pasadas las diez de la mañana, en un momento del paseo matutino se habría topado con un pozo en la orilla que habría hecho efecto sumidero.

Aunque algunos testigos que caminaban por la zona apuntan a que se estaba bañando, parece que esta hipótesis queda descartada, ya que el sierense estaba vestido en el momento de los hechos. Al caer en pozo, la propia corriente y los remolinos que hay en esa zona de la playa le habrían llevado mar adentro, lo que dificultó que pudiera volver a la orilla, según explicaron fuentes de la operación de rescate.

Las personas que se encontraban en la zona y que advirtieron el accidente fueron las que dieron la señal de alarma al 112. Rápidamente se desplazó hasta la zona un helicóptero de los bomberos y efectivos del cuerpo con base en Avilés. Este protocolo se activa cada vez que hay una llamada de alerta por encontrarse en esta época del año el arenal sin servicio de Socorrismo. Mientras, varias personas intentaron entrar al agua para ayudarle sin ningún éxito, ya que no lograron alcanzarle dada la fuerza del mar y sus corrientes en aquel momento.

La marea le desplazó varios metros, llegando a la altura de la escalera número seis, hacia la mitad del paseo marítimo de Salinas y frente a la Casa de Salvamento. Los efectivos a bordo del helicóptero fueron los que avistaron el cuerpo del hombre, que ya se encontraba casi en la orilla. Fueron las propias olas y la espuma las que le empujaron hacia la arena.

Rápidamente se desplegó un gran dispositivo en la playa, compuesto por agentes de la Policía Local, de la Guardia Civil, sanitarios y bomberos. Durante 45 minutos los miembros del SAMU intentaron reanimar y estabilizar al hombre en la misma orilla de la playa, algo que finalmente no fue posible, antes de certificar su muerte. De Salinas el cuerpo fue trasladado al instituto forense, pero todo apunta a que murió por ahogamiento, ya que tenía agua en los pulmones.

Ahora se trata de saber si el sierense acabó dentro del mar por una caída, si se estaba bañando o si se encontró mal y tuvo una indisposición que provocase todos los hechos posteriores, ya que ninguna de las tres hipótesis está cerrada.

La identificación

La identificación del hombre fallecido tardó horas en llegar, pues no llevaba consigo la documentación. Según apuntan, en el momento del fatal accidente se encontraba vestido con un bañador corto, camiseta y chanclas de goma. Varios jóvenes y surfistas fueron testigos de lo sucedido en el arenal e interrogados por los agentes de la Guardia Civil, que ahora se encargan de las diligencias para intentar esclarecer del todo los motivos que acabaron en la muerte del vecino de Siero.

El suceso mantuvo en vilo durante toda la mañana a los paseantes y vecinos de Salinas, que se apostaron en el paseo marítimo para seguir de cerca las tareas tanto de rescate como de reanimación. Sobre las doce de la mañana llegaban al arenal los forenses y la judicial para el levantamiento del cadáver. Hasta la zona también se acercó el coordinador de Salvamento en playas de Castrillón, Ignacio Flórez, que recordaba y aconsejaba que «en esta época es mejor no meterse en el agua, hay muchas corrientes y puede ser un peligro. Hay que extremar las precauciones cuando se viene. Si pasara algo hay que llamar rápidamente al 112 para que actúen, pero lo mejor es no bañarse».