Fallece a los 61 años, el fundador de Onda Peñes, Guillermo Rodríguez

Fallece a los 61 años, el fundador de Onda Peñes, Guillermo Rodríguez

El popular empresario sufrió una crisis cardiaca mientras practicaba deporte en cerca de su vivienda en Bañugues

P. G.-PUMARINOLuanco

Guillermo Rodríguez Majolero, fundador de la cadena de radio Onda Peñes, falleció este domingo a la edad de 61 años, de forma repentina mientras practicaba deporte en cerca de su vivienda en Bañugues. De profesión Policía Local, y radio aficionado, en los años ochenta crea, junto a otros compañeros la que es hoy día Onda Peñes, ocupando un local de la Fundación Bosquet, en la calle Marina Suárez Pola de Luanco. Más tarde, las instalaciones de la emisora las traslada al polideportivo municipal tras constituirse en una asociación cultural sin ánimo de lucro en 1992. Bajo el dial 107.5, de propiedad municipal, la actividad de esta radio local alcanzó su máxima popularidad especialmente con las retransmisiones de los partidos de fútbol de las divisiones regionales.

Pero la vocación informativa de Guillermo Rodríguez, le llevó a convertirse en un referente de la vida del concejo diseñando una programación tradicional y cercana a los vecinos del concejo que, años más tarde, se extendió a otros municipios del entorno. Como una asociación cultural, impulsó el uso de la llingua asturiana a través de una programación y retransmisiones en directo. En esta linea informativa se mantuvo siempre fiel siendo una de las emisoras regionales con una mayor difusión de la lengua asturiana. Sus colaboradores manifestaron su pesar por la pérdida de la que califican como una persona «que desde siempre estuvo implicada en el sentir y en difundir la opinión de los vecinos del concejo», señaló Lalo Ovies, uno de los más cercanos a la figura de Guillermo Rodríguez.

En palabras del alcalde de Gozón, Jorge Suárez, «el fallecimiento repentino del fundador de Onda Peñes, deja un profundo espacio difícil de ocupar y también quiero transmitir el pesar de toda la plantilla municipal y de la Corporación a sus familiares».

Hijo de un pescador fallecido en un siniestro de su embarcación mientras realizaba las labores habituales de pesca, su pérdida marcó profundamente su vida que dejó patente en sus largas conversaciones con los radioaficionados que se mantenían a la escucha el los horarios nocturnos. Así lo manifestaron muchos de sus colegas tras conocer la noticia de su repentino fallecimiento. La capilla ardiente se encuentra en el tanatorio La Arenas de Luanco. Guillermo Rodríguez Majolero, deja esposa, una hija y varios sobrinos. El funeral tendrá lugar este lunes, a las seis y media de la tarde, en la iglesia parroquial de San Nicolás de Bañugues, donde se celebrará el oficio religioso con sus cenizas tras su incineración.

Temas

Gozón