La falta de mantenimiento de las sendas y rutas indigna a los usuarios

La senda de Carlos V, cubierta por completo de barro. / A. G.-O.
La senda de Carlos V, cubierta por completo de barro. / A. G.-O.

Critican que la cantidad de barro acumulado en recorridos como el de Carlos V, entre Tazones y la villa, impide hacer el itinerario entero

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

El constante paso de camiones madereros por varios tramos de la senda de Carlos V ha dejado el camino en un estado «horrible». Los usuarios que estos días, aprovechando las fechas navideñas, se han acercado a disfrutar de la ruta entre Tazones y Villaviciosa han acabado con barro hasta las rodillas. Eso cuando han sido capaces de hacer todo el itinerario. «En la zona cercana a la cascada de Llames había tal cantidad de barro que te hundías y era imposible pasar», explican. La situación ya ha sido puesta en conocimiento del Ayuntamiento, quien se habría puesto a su vez en contacto con el empresario cuyos vehículos utilizan dicho acceso para circular.

Los usuarios lamentan el mal estado que se encuentra la senda, uno de los principales atractivos turísticos de la zona desde su creación en abril del año pasado. «No se puede permitir que tengan la ruta así. Es horrible», afirman. Esta situación se ha visto agravada, además, por las persistentes lluvias de los últimos días, que no han hecho más que seguir aumentando la cantidad de lodo que se acumula en el camino y que hace casi impracticable poder realizar el itinerario de forma completa.

La senda cuenta con once kilómetros de recorrido, siguiendo el trazado del antiguo Camín Real. La ruta recrea el primer viaje que Carlos V hizo en Asturias y atraviesa las parroquias de Tazones, Lliñeru, San Martín del Mar, Bedriñana y Villaviciosa. Los usuarios que deciden adentrarse en sus caminos pueden disfrutar de las impresionantes panorámicas de la ría de Villaviciosa o de lugares prácticamente desconocidos como la cascada de Llames.

Ruta del Azabache

La senda de Carlos V es una de las más transitadas del concejo, pero no la única. La ruta del Azabache, ubicada en la zona de Les Mariñes, es otra de los preferidas por los senderistas, aunque su estado no es mucho mejor. El barro hace también aquí acto de presencia, impidiendo realizar el itinerario con normalidad. Además, la maleza que ha ido creciendo en los últimos meses se ha apoderado de parte del camino, por lo que hace difícil caminar con normalidad. Esto provoca que muchas personas tengan que dar la vuelta sin llegar al final, o bien buscar un camino alternativo para poder llegar desde Tazones a la mina de azabache en la que finaliza.

La ruta del Azabache permite a los usuarios acercarse a este preciado material con un recorrido que puede realizarse en poco más de tres horas entre la ida y la vuelta.

 

Fotos

Vídeos