«La falta de vivienda y terrenos limita el emprendimiento en el medio rural»

Los emprendedores, reunidos con el alcalde de Cabranes y Jaime Izquierdo. / A. G.-O.
Los emprendedores, reunidos con el alcalde de Cabranes y Jaime Izquierdo. / A. G.-O.

El comisionado para el Reto Demográfico, Jaime Izquierdo, resalta el ejemplo de Cabranes y afirma que «hay que buscar soluciones»

ALICIA GARCÍA-OVIESSANTOLAYA.

La falta de viviendas en la zona rural y de terrenos donde poner en marcha sus proyectos es el principal hándicap al que deben hacer frente aquellas personas que deciden elegir el medio rural para emprender. Así los trasladaron un grupo de productores de la zona centro-oriente de la región al nuevo comisionado para el Reto Demográfico, Jaime Izquierdo, en una reunión mantenida ayer en Cabranes. El encuentro sirvió para poner sobre la mesa las problemáticas y necesidades de un sector que supone una pieza clave en la lucha contra la despoblación de la región.

Los productores criticaron la falta de apoyo institucional y las trabas que desde la Administración se ponen a la hora de iniciar un proyecto de este tipo. «Desde el Gobierno central no se valora el medio rural con la importancia que tiene. Nos encontramos muchas dificultades legales y desde la Administración debería haber una apuesta por los productos ecológicos y locales», afirmó Leandro Meléndez, de la empresa Fungi Natur, donde ayer tuvo lugar el encuentro.

Uno de los principales problemas, apuntó, es la falta de viviendas en alquiler o de terrenos donde poder desarrollar sus proyectos. «La mayoría somos gente de fuera, con proyectos diferentes a los tradicionales y cuesta que la gente confíe», reconoció. Una situación que en Cabranes conocen de cerca. Una de cada dos personas que llegan al concejo se acaban instalando en él, pero la demanda es mucho mayor que los inmuebles disponibles, como reconoció el alcalde, Gerardo Fabián.

El modelo productivo, que apuesta por la industrialización antes que por pequeños emprendedores y la necesidad de aplicar lo antes posible la ley regional de Calidad Alimentaria fueron otros temas tratados en la reunión. «También hemos demostrado nuestro descontento con el COPAE. Hasta el momento es solo una herramienta recaudatoria, no se da información ni apoyo a los productores», explicó Meléndez.

Por su parte, Izquierdo se comprometió a intentar establecer modelos de actuación siguiendo las líneas marcadas durante el encuentro. «Históricamente la forma de organización de la Administración estaba pensada para atender a las empresas más grandes. Hay que ponerse a buscar soluciones porque este colectivo está haciendo algo que parece imposible, volver al campo», destacó.

El nuevo comisionado resaltó que los proyectos que actualmente se desarrollan en la zona rural son innovadores y atienden a las principales preocupaciones sociales (el cambio climático, el consumo de productos saludables...). En esto, apuntó, «Cabranes es un ejemplo. Asturias tiene muchas posibilidades en el mercado agroalimentario».