Familias del colegio Infanta Leonor barajan trasladar a sus hijos a otros centros

El alumnado lleva desde el martes haciendo uso de la ludoteca en el polideportivo. / MARIETA
El alumnado lleva desde el martes haciendo uso de la ludoteca en el polideportivo. / MARIETA

La decisión no se ha tomado en firme, pero creen que la reubicación en la sala juvenil de Piedras Blancas no es la mejor opción

S. GONZÁLEZPIEDRAS BLANCAS.

Varias familias de la escuela Infanta Leonor se están planteando trasladar a sus hijos a otros centros escolares del concejo. Para ello necesitarían volver a matricularlos en el elegido, si este tuviera plazas. Aunque la decisión no la han tomado en firme, sí han expresado su disconformidad con la elección de la sala juvenil como espacio para su reubicación.

«No se está pensando en las necesidades de los niños. Entiendo que las profesoras velen por su proyecto educativo, pero en estos momentos la prioridad debería ser que nuestros hijos cuenten con todas las comodidades posibles, especialmente los más pequeños», decían ayer algunas de estas familias.

Las familias creen que aunque esta sala «es nueva y es perfecta, no lo es tanto para niños de tan corta edad. Los baños están pensados para adolescentes, nuestros hijos perderán independencia», comentan, aunque lo que más les preocupa es su seguridad en los recreos. La sala juvenil carece de patio, ni interior ni exterior. «Hay un parque público enfrente, pero al que van otras personas. Además, deben salir a una calle transitada y por la que pasan de vez en cuanto coches. No es la mejor opción desde luego para niños de tres años», recalcan.

Su disconformidad ha llegado a oídos del AMPA, aunque no de manera oficial, y es que «no es algo definitivo, quizá ahora lo veamos un poco negro y cuando estén recolocados todo sea diferente. Sabemos que las profesoras lo van a dar todo por los pequeños, como siempre lo han hecho, en ese sentido no tenemos dudas», recalcan. De hecho, para alguna de estas familias dudosas, la decisión final se decantará, probablemente, por quedarse en el Infanta Leonor porque «nuestra profesora pesa mucho para nosotros eso es casi lo más importante».

La Consejería de Educación decidió acatar la preferencia de los padres y ha iniciado los trámites para que las cinco clases puedan reubicarse desde el lunes en los bajos de la calle El Acebo, de Piedras Blancas. Para ello el Ayuntamiento firmó ayer la ocupación de los bajos, de tal manera que hoy se trasladarán los primeros muebles a la sala con ayuda de los operarios municipales del servicio de Obras.