«Mis feligreses son muy grandes, me emocionaron»

Feligreses de Los Campos, Trasona, Cancienes y Solís celebraron el primer año de Constantino Bada como párroco de la unidad pastoral. / LVA
Feligreses de Los Campos, Trasona, Cancienes y Solís celebraron el primer año de Constantino Bada como párroco de la unidad pastoral. / LVA

Las parroquias de Los Campos, Trasona, Solís y Cancienes festejan el primer año de Constantino Bada en la Unidad Pastoral

S. GONZÁLEZLOS CAMPOS.

Lo que comenzó como una fiesta de la Unidad Pastoral de Trasona, Los Campos, Cancienes y Solís se convirtió en todo un homenaje a su párroco, Constantino Bada. Hace un año que llegó al concejo pero ha conseguido el afecto de los feligreses de todas las parroquias que gestiona. Estos quisieron agradecerle la cercanía y todos los trámites realizados desde que llegó con un ágape y algunos presentes.

La misa tuvo lugar en la iglesia de Los Campos, a la que se trasladaron feligreses del resto de parroquias, e incluyó también una procesión sacramental por las inmediaciones del templo, con voladores incluidos. Además, se rindió homenaje a la Santa Cruz con una cruz de reliquias de Jerusalén. En estos actos estuvo presente el Coro de Cancienes, que fue el encargado de cantar la misa.

Tras la ceremonia solemne, todos los presentes compartieron charla y un pequeño pinchoteo en el templo. «Era todo un secreto para mí, mis feligreses son muy grandes y me emocionaron», confiesa Bada, que ya había dado misa antes en Solís, Cancienes y Trasona. Entre los regalos que le entregaron se encontraba una pequeña medalla de una cruz en plata y un reloj.