Las fiestas sacramentales de Villa abren el calendario festivo de agosto en Corvera

Presentación del calendario festivo de agosto. / LVA
Presentación del calendario festivo de agosto. / LVA

Nubledo y Solís daran el relevo en el calendario festivo los fines de semana del 16 y 30 de agosto, respectivamente

S. G.NUBLEDO.

Las fiestas sacramentales de Villa abren esta semana el calendario festivo de agosto en Corvera. Nubledo y Solís serán las siguientes localidades en celebrar sus fiestas de verano, lo harán los fines de semana del 16 y 30 de agosto respectivamente.

La Asociación de Vecinos de Villa ha sido la encargada de poner en marcha todas las actividades. Estas comenzarán este viernes con una cena para los socios de la entidad a la que seguirá la verbena, amenizada por el Dúo Brass. El sábado habrá juegos infantiles desde las cinco de la tarde y, posteriormente, se organizará el concurso de tortillas y postres tras el que habrá una cena de hermandad. Todo el que quiera participar deberá aportar su comida y deberá reservar la silla en la entidad vecinal. A las 23 horas empezará la verbena con Miro Álvarez y el Dúo Andén 31.

Las fiestas terminarán el domingo con los actos religiosos. La misa será a las 12.30 horas y tras ella se llevará a cabo la procesión. Después habrá sesión vermú con charanga.

La Sociedad de Festejos de Nubledo recuperó las fiestas el año pasado y este año apuestan por pasar de tres a cuatro jornadas para dedicar el lunes, 19 de agosto, como Día del Socio. El pregón de este año, que se leerá el viernes 16 a las 22.15 horas, lo dará Adolfo Camilo Díaz. Además, dentro de su programa se incluyen verbenas, campeonato de dardos, concurso de tartas, tonada asturiana, parrillada popular, un homenaje a la 'Paisana y paisano' del pueblo así como los actos religiosos en la ermita de La Consolación el domingo 18 de agosto.

En Solís, las fiestas de San Justo y Pastor pondrán fin a agosto con su tradicional fartura de chuletones, verbenas y este año, como novedad, un gran tobogán gigante acuático, que hará las delicias de grandes y pequeños. Por otro lado, el 1 de septiembre, se celebrará la procesión desde la iglesia de Solís hasta la ermita, donde se oficiará la misa de campaña. Allí tendrá lugar también la gran corderada. Terminan las fiestas el 2 de agosto con la entrega del bollo y el vino, entre otras actividades.