El gobierno local niega facturas en el cajón y critica a la Sindicatura por «deslealtad»

Soraya Casares. / MARIETA
Soraya Casares. / MARIETA

Izquierda Unida convocó ayer una comisión de Hacienda para que el interventor explicase las cuentas a la oposición

S. GONZÁLEZ PIEDRAS BLANCAS.

El Ayuntamiento de Castrillón negó ayer que tuviera facturas en el cajón y criticó a la Sindicatura de Cuentas por «deslealtad institucional». El equipo de gobierno de IU convocó ayer una comisión extraordinaria de Hacienda para explicar a la oposición los pormenores del informe del ente. Fue el interventor municipal el encargado de resolver las dudas de los grupos.

Explicaron que el expediente de la Sindicatura se inicia el febrero del año 2018, «se atiende a todos los requerimientos de información documental y se formulan alegaciones, que se centran en la supuesta infravaloración de facturas del Ayuntamiento», explicó ayer la concejala de Hacienda, Soraya Casares.

Criticaron que el ente hubiera enviado el informe a los medios antes que a los consistorios, «poco tiene que ver la publicación de esa nota con la transparencia y mucho con la falta de lealtad institucional», indicó en un comunicado Casares. Desde Intervención se manifestó que «existe una diferencia de criterios interpretativos a la hora de trabajar con la cuenta 413, facturas pendientes de aplicar a presupuesto».

En la comisión recalcaron que «en algunos casos simplemente ignora alguna de las alegaciones presentadas generando una total indefensión. En otros cae en errores técnicos por falta de pericia en el tratamiento de la realidad local o bien utiliza criterios de fiscalización que no se corresponden con la legalidad vigente, extralimitándose en sus funciones», indica el comunicado.

Desde IU recalcaron que no «existen facturas en el cajón, todas y cada una de ellas están pagadas», destacó Casares, que añadió que hablar en esos términos «pretende dejar en mal lugar a los concejales, cuestionando, al mismo tiempo la profesionalidad de los interventores».

Por último, el equipo de gobierno dejó claro en la comisión de Hacienda que «no cabe duda que la falta de lealtad institucional hacia las Intervenciones locales es patente, sólo queda por saber qué se pretende con semejantes informes que no contestan a todas las alegaciones, con notas de prensa previas a las notificaciones, y si realmente es necesaria una Sindicatura», explican en su comunicado.

El PP, en cambio, aprovechó para recriminar el uso que se hace en el Consistorio de determinados mecanismos. «Del análisis de los informes de la Sindicatura y del propio Interventor creemos existen consideraciones más que discutibles y otras probablemente erróneas en relación al asiento presupuestario de las facturas», indicó el portavoz del PP, Jesús Pablo González-Nuevo Quiñones, que añadía que «otros aspectos creemos que tienen una base razonable y cierta, como es el abuso de los reconocimientos extrajudiciales de crédito, lo que indica dejadez e incompetencia del gobierno de IU». A la vez reclamaron las licitaciones de los contratos en tiempo y forma.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos