Gozón deberá pagar más por las expropiaciones de Balbín

Interior del complejo deportivo de Balbín. / P. G.-P.
Interior del complejo deportivo de Balbín. / P. G.-P.

El Tribunal Superior de Justicia da la razón a una afectada e incrementa el precio de su parcela de 28,54 a 46,86 euros el metro cuadrado

A. G.-OVIESLUANCO.

El Tribunal Superior de Justicia (TSJA) ha dado la razón a una vecina de Balbín que solicitaba el incremento del precio inicial fijado por el Jurado de Expropiación para una de las parcelas que forman parte del complejo deportivo ubicado a las afueras de Luanco. Concretamente, se trata del terreno número 7, por el que el Ayuntamiento de Gozón debía pagar en un principio 28,54 euros por metro cuadrado. Tras la sentencia, emitida en julio de este año y ante la que cabe recurso de casación, el coste aumentará hasta los 46,86 euros por metro cuadrado.

La propietaria de los terrenos alegó ante el juez que al haber transcurrido varios años desde el inicio del expediente debían modificarse los criterios de valoración a la hora de fijar el precio. Así, ante la necesidad de disponer de testigos, solicitó al Registrador de la Propiedad de Avilés certificación de las diez transacciones escrituradas en dicho mes de las viviendas construidas en La Vallina, en Luanco, ya que, según explicó, era el único suelo urbanizable.

El juez basa su decisión en la falta de un soporte pericial o informe técnico que avale las alegaciones presentadas por el Ayuntamiento y contradiga las defendidas por la denunciante. «La única prueba practicada en el procedimiento es la pericial aportada por la parte recurrente consistente en un informe emitido por Arquitectos Superiores, sin que por el Ayuntamiento de Gozón se aportara ningún informe pericial que lo desvirtuara», recoge la sentencia.

El proyecto del complejo deportivo de Balbín nació en 2002 envuelto ya en polémica por la decisión del Ayuntamiento de calificar los terrenos como suelo rústico. Esta apreciación fue objeto de sucesivos recursos por la vía judicial por parte de los afectados. En 2011 una sentencia del Tribunal Supremo contra la resolución municipal y de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA), dictamina que las fincas expropiadas son urbanas.

Tras este nuevo varapalo, el Ayuntamiento deberá incrementar el coste inicial por las expropiaciones, que se situaba en 480.000 euros.