Gozón trasladará al Pleno la contratación del servicio de alumbrado público

La localidad de Antromero renovó recientemente el sistema de luminarias en toda la travesía. / P. G.-P.
La localidad de Antromero renovó recientemente el sistema de luminarias en toda la travesía. / P. G.-P.

El equipo de gobierno quiere «escuchar la propuesta de IU para que la gestión sea municipal y no haya que ir a una externalización»

PEPE G.-PUMARINOLUANCO.

El equipo de gobierno de Gozón llevará al Pleno de la próxima semana la contratación de la renovación y mantenimiento del alumbrado público. En el debate sobre esta propuesta, el alcalde, el socialista Jorge Suárez, afirmó ayer que «antes de tomar una decisión al respecto queremos escuchar la propuesta comprometida por IU de presentar un plan para que el servicio sea municipal y no se haya que ir a una externalización privada».

No obstante, el gobierno local tiene prevista una opción que fue rechazada el pasado mandato: que sea la empresa Ferrovial, que fue la adjudicataria del mismo, quien se haga cargo del contrato. La decisión se adoptó tras emitirse un fallo judicial después de una reclamación de una de las firmas que presentaron oferta. En la sentencia se da la razón al Ayuntamiento al no haberse contratado el servicio cuando se tramitó el recurso por la vía de lo contencioso.

Previamente, el Consistorio encargó a una ingeniería un informe sobre la situación del alumbrado en el concejo. Los datos facilitados fueron relevantes tras revisar los 4.967 puntos de luz y los 107 cuadros existentes en el concejo. El 72% de las actuales luminarias se encuentran en mal estado; el funcionamiento del 67% de los cuadros es regular y un 10% malo. A este informe se suma otro a nivel estatal que sitúa al municipio a la cabeza de la contaminación lumínica.

La propuesta de contratación contemplaría un periodo de 18 años, pasa por actuar en todos los cuadros. En ese tiempo habría que cambiar todas las luminarias a tecnología led (un 4% de las mismas todavía son de vapor de mercurio), incluir la instalación de unos 50 nuevos puntos de luz demandados por los vecinos y sustituir los soportes en mal estado. La inversión asciende a 2,5 millones que, con la instalación de un sistema de telegestión, se traduciría en un control de la intensidad de la iluminación y del estado de cada punto de luz (apagado o encendido) vía telemática. La empresa adjudicataria se encargará del mantenimiento y gestión del alumbrado, incluida la limpieza de las luminarias, con un coste estimado en 170.000 euros anuales. En cuanto al ahorro en el gasto de energía eléctrica éste sería del 75%, de unos 240.000 euros anuales.

El alcalde confía en que se acepte la subvención pedida al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) para rebajar el coste. La ayuda ascendería a 800.000 euros, que se concederían a las obras ya ejecutadas.