Gozón urge a la Confederación Hidrográfica un plan para limpiar las cuencas de los ríos

La abundante maleza invade los cauces de los ríos. / P. G.-P.
La abundante maleza invade los cauces de los ríos. / P. G.-P.

El alcalde sostiene que la última actuación tuvo lugar hace una década y que los vecinos se quejan de los vertidos industriales y de purines

PEPE G.-PUMARINO LUANCO.

El Ayuntamiento de Gozón pedirá a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) que acometa un plan de limpieza de las cuencas fluviales del concejo. El alcalde, Jorge Suárez (PSOE), recordó que «no es la primera vez que se solicitan estas actuaciones pues, con motivo de la reconstrucción del puente del Aramar, ya se instó a la confederación, como organismo responsable de las cuencas. La respuesta fue que no actuaban en las zonas urbanas». Pero ante las constantes peticiones vecinales por los problemas que se generan en las zonas rurales «seguiremos pidiendo que se lleve a cabo un plan de limpieza».

Son los colectivos vecinales quienes desde hace varios años vienen reclamando la necesidad de efectuar una campaña urgente de saneamiento de las cuencas fluviales. Denuncian que se hace precisa la elaboración de una ordenanza que sirva para regular los vertidos industriales «que todavía desaguan en los ríos y arroyos poniendo en serio peligro la pesca fluvial». A esta situación se unen los constantes vertidos de purines y aguas residuales procedentes de los pozos negros de las viviendas que, a menudo, rebasan su capacidad convirtiéndose en regueros que finalizan en las aguas de los ríos.

A la vista de las denuncias, el gobierno municipal remitió en su día a la CHC un informe en el que se detalla el estado en que se encuentran las cuencas, sin obtener respuesta alguna. La última actuación que se llevó a cabo fue hace una década. Entonces se procedió con el desbroce de medio kilómetro en los tramos más próximos a las ensenadas.

Otro problema que se plantea es los propietarios de las fincas situadas en los márgenes de las cuencas no pueden acometer la limpieza de la maleza por estar sujeta a sanciones en la franja de cincuenta metros que separa de los caudales. De ahí que todas las iniciativas o sextaferias que se quisieron organizar no fueran posibles.

Plan de saneamiento rural

La mejor alternativa para paliar en parte este grave problema de contaminación fluvial pasa por el desarrollo del plan de saneamiento integral de la zona rural. El proyecto ya fue elaborado hace dos años y supondrá una inversión de veinticuatro millones por parte del Ministerio para la Transición Ecológica (Medio Ambiente). Dicho plan fue incorporado por la anterior Administración del Estado a los Presupuestos que se encuentran prorrogados por el actual ejecutivo socialista.

En él se prevé incorporar a Viodo (incluido el núcleo de El Ferrero), Verdicio, Manzaneda, Nembro y Cardo a la red de saneamiento. Es decir, la práctica totalidad de las parroquias, con excepción de Laviana que dispone ya de este servicio. La obra precisa de la colocación de 35 kilómetros de tuberías y colectores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos