La Guardia Civil detiene a un furtivo por cazar jilgueros con una red

La red extendida en el suelo para atrapar a las aves. / FOTOS: GUARDIA CIVIL

Vecino de Langreo, actuaba en Villaviciosa. Fue sorprendido por los agentes con seis ejemplares ya capturados

E. RODRÍGUEZ VILLAVICIOSA.

In fraganti, escondido tras un silo de hierba y al acecho de los jilgueros que fueran cayendo en su trampa. Así descubrió el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) a un furtivo de 38 años, vecino de Langreo y que actuaba en Villaviciosa. Utilizaba un señuelo electrónico que emite sonidos que simulan el canto de un jilguero hembra, así como a una hembra real de dicha especie en una jaula que situaba cerca. El objetivo era que la persuasión fuese lo más real posible para atraer al macho y atraparlo en una red extendida en el suelo.

Los hechos -según explicaron ayer fuente de la Guardia Civil- tuvieron lugar el pasado 22 de noviembre. Los agentes ya tenían conocimiento de que había una persona que estaba cazando pájaros de manera furtiva en el término municipal de Villaviciosa. Inició gestiones para localizar el lugar donde se pudiera estar llevando a cabo esta actividad prohibida y comprobó que se trataba d euna finca de la zona rural maliaya. En este lugar capturaba jilgueros utilizando una red extendida en el suelo.

Especie protegida

En la mañana en que fue descubierto, el hombre, I. C. C., había atrapado seis ejemplares de esta especie protegida. Como recuerda la Benemérita, así está recogido en la Directiva de Aves 2009/147/CE del Parlamento Europeo, la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad, así como en diferentes normativas de caza y pesca de las comunidades autónomas. Los jilgueros fueron puestos en libertad en presencia del investigado y se procedió al decomiso de las artes y medios empleados por el detenido para cometer la infracción.

La Guardia Civil le tomó declaración en calidad de investigado por un delito contra la protección de la flora y la fauna (recogido en el artículo 334 del Código Penal) por la caza de especies protegidas y utilizar, además, para ello un medio no selectivo de caza, incluido también en el artículo 336.

I. C. C. quedó a disposición de la autoridad judicial y las diligencias fueron trasladadas al Juzgado de Primera Instancia de Villaviciosa.

 

Fotos

Vídeos