La Guardia Civil expone todo su potencial

Los alumnos se interesan por uno de los robots utilizados por los Tedax. / A. G.-O.
Los alumnos se interesan por uno de los robots utilizados por los Tedax. / A. G.-O.

Agentes de las ocho especialidades del cuerpo realizaron una exhibición en el instituto Víctor García de la Concha

A. G.-OVIESVILLAVICIOSA.

No todas las actuaciones policiales son como en las películas. Cada una de ellas debe estar motivada, controlada y coordinada. Ya sea la detención de un conductor ebrio, la desactivación de un explosivo o el rescate de personas en el agua. La Guardia Civil cuenta en Asturias con ocho especialidades -Policía Judicial, Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona), patrulla de Seguridad Ciudadana, unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic), Tráfico, Grupo Especial de Desactivación de Explosivos (Gedex), Actividades Subacuáticas (Geas) y Servicio Cinológico- con las que cubren cualquier suceso que pueda surgir en la región. El cuerpo de seguridad exhibió ayer en el instituto Víctor García de la Concha todas estas áreas para disfrute de los alumnos, que se interesaron por el material, el trabajo diario del cuerpo y la forma de acceder al mismo.

«Nos hacíamos una idea de cómo trabajaba la Guardia Civil porque nos han dado alguna charla, pero que te lo expliquen y verlo de cerca es distinto. Nunca habíamos tenido una exhibición así y es muy útil, sobre todo si estas interesado en unirte a ellos», destacaron los estudiantes, que estuvieron muy implicados en la muestra preparada por los agentes de la Benemérita.

Los jóvenes aprendieron cuál es la tasa de alcoholemia máxima para un conductor, el peso que carga un buceador del grupo de Actividades Subacuáticas durante una búsqueda y cómo se entrena a un perro para detectar drogas o explosivos. Los estudiantes pudieron, incluso, montar en los coches, hacer una prueba de alcoholemia o probarse los chalecos antibalas. «Es bastante cómodo», se sorprendió Tobías Benítez mientras probaba uno de ellos.

La actividad, enmarcada en el Plan Director para la convivencia y mejora de la seguridad escolar, finalizó con una exhibición. En primer lugar, 'Blu', un perro de seguridad de rescate, mostró cómo controlar a una persona durante un ataque. Tras él fue el turno de 'Edi', que detectó un maletín con explosivos. Fue entonces cuando le tocó el turno al grupo especializado, que llevó a cabo una detonación controlada.