«Me gustaría que la gente reconociese los rincones de Luanco a través de la novela»

Susana Jódar, en la presentación de su libro en Llanes. / E. C.
Susana Jódar, en la presentación de su libro en Llanes. / E. C.

La ovetense Susana Jódar acaba de publicar su primera novela, 'Visita inesperada', ambientada en la capital gozoniega

A. G.-OVIES LUANCO.

Un paseo por la playa o un vermú en el muelle. Son escenas de la vida cotidiana de Luanco que la ovetense Susana Jódar ha decidido plasmar en su primer libro, 'Visita inesperada'. Esta novela policiaca está protagonizada por una viuda gozoniega, residente en el barrio de Peroño que, a causa de una desaparición, acaba conociendo a un policía vecino en Oviedo. «Es una historia en la que llevo trabajando dos años. Soy ingeniera de caminos, pero siempre me interesaron mucho los crímenes y escribir. Quería publicar este libro para que la gente que me conoce viese otra faceta mía», explica la escritora.

El libro, que ya se encuentra a la venta, ha sido autopublicado por la propia Jódar, quien se está haciendo cargo de todo el proceso. «Ha sido complicado. El texto está sacado directamente de mi ordenador, no hay un corrector detrás. Por eso, en todas las publicaciones pido a los asistentes que si encuentran fallos, que me lo digan. Ya han visto algunos y es normal. La publicidad también es cosa mía, pero en eso estoy teniendo mucha ayuda de las redes sociales», afirma. Ha sido su dedicación la que la ha llevado a publicar casi dos centenares de libros frente a los cincuenta que tenía previstos en un primer momento. «Estoy muy contenta», asegura.

Los lazos de Jódar con Luanco -su abuela fue comadrona del pueblo desde los años sesenta hasta el 2000- le hicieron tener claro desde un primer momento que parte de la obra estaría ubicada en Luanco.

No le hizo falta, ni siquiera, volver a la villa marinera para poder describir cada escenario. «Me gustaría que la gente reconociese los rincones de Luanco a través de la novela», apunta. En un principio había decidido cambiarle el nombre al pueblo, «por si había algunos detalles que no estuviesen bien», pero finalmente, y ante la claridad de que se trataba de la capital gozoniega, decidió dejar el original.

Segunda parte

La ovetense ya ha presentado la obra en Llanes, donde reside actualmente, y en Oviedo. Su siguiente parada, espera, será Luanco, donde le gustaría poder dar a conocer el libro en el Museo Marítimo. «Me gustaría que fuese el mes que viene. No estoy nerviosa, tengo ganas de que la gente conozca esta faceta mía, que la descubran y me den su opinión. No he publicado el libro con intención de ganar dinero, sino de dar a conocer mi escritura», asegura.

Es aficionada a la novela negra desde su niñez. «Es lo único que leo», reconoce. Su familia ha intentado en numerosas ocasiones que probase con otros géneros, pero la escritora novel tiene muy claro sus gustos. Esta pasión por la lectura le ha ayudado a la hora de plasmar sus ideas en esta novela, que, adelanta, espera tener una segunda parte. «Cuando estaba escribiendo el libro tenía claro que quería que la historia de la protagonista continuase, por lo que seguramente haya un segundo libro aunque todavía no me he sentado a escribir nada», afirma.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos