La historia de Carreño en 720 imágenes

Varios vecinos contemplan las imágenes expuestas en la fábrica de Ortiz. / A. G.-O.
Varios vecinos contemplan las imágenes expuestas en la fábrica de Ortiz. / A. G.-O.

La Asociación Cultural Candás Marinero expone en la fábrica de Ortiz una muestra con fotografías del concejo en el siglo XX

A. G.-OVIES CANDÁS.

Un homenaje a todas aquellas personas y familias que forman parte del pasado, presente y futuro de Carreño. Eso es la exposición fotográfica que desde ayer acoge la antigua fábrica de Ortiz. 720 imágenes de las doce parroquias del concejo que narran la vida de sus habitantes a lo largo del siglo XX. Instantáneas de fiestas, amigos, labores cotidianas cuyo objetivo es hacer recordar que, en palabras de la historiadora Pepa Sainz, «la vida en aquellos campos era maravillosa». La muestra clausura así un proyecto iniciado en 2015 por la Asociación Cultural Candás Marinero, que se propuso hacer una «recopilación única en Asturias».

La entidad cultural ha contado con el apoyo de más de 150 familias del concejo, que han permitido con sus donaciones que, finalmente, la exposición esté formada por 15 paneles para cada una de las doce parroquias, lo que suma un total de 720 imágenes. De ellas, la más antigua data de 1900 y fue tomada en la parroquia de Piedeloro. En ella se fue a una mujer de la familia de Marina García Álvarez posando junto a una silla con los ropajes típicos de la época. Como ella, se han localizado fotos de 1910 en Candás, de 1917 en Perlora o de 1925 en Tamón.

El proyecto 'Carreño y sus gentes' nació en 2015 cuando Candás Marinero comenzó a recopilar las primeras fotografías, pero no vio la luz hasta hace dos años cuando tuvo lugar la primera exposición en Piedeloro. Desde entonces, en colaboración con el Ayuntamiento, se han organizado muestras individuales en distintas parroquias del concejo.

La exposición en la fábrica de Ortiz pone fin a un largo recorrido y permite a los vecinos conocer la última recopilación de imágenes, las de la parroquia de Candás, que ayer vieron la luz por primera vez. Junto a los paneles decenas de vecinos se congregaban intentando localizar a familiares y amigos. «Para poder ver esto con calma se necesitan muchas horas y tranquilidad», aseguraron los asistentes.

 

Fotos

Vídeos