Historia de mineros y minas en Arnao

Iván Muñiz y Ramón Jímenez, ayer en la sala de exposiciones de la Mina de Arnao. / PATRICIA BREGÓN
Iván Muñiz y Ramón Jímenez, ayer en la sala de exposiciones de la Mina de Arnao. / PATRICIA BREGÓN

El equipamiento acoge una exposición que combina escenografía y fotografía

MARINA MARTÍN ARNAO.

El Museo de la Mina de Arnao inauguró ayer la exposición 'Endecha por una tierra negra. Minas y mineros' que combina fotografía y escenografía reivindicativa para hacer un repaso de la historia de las cuencas mineras, poniendo el foco en la actividad humana.

El elemento fotográfico es una selección de trabajos de los fotoperiodistas Eduardo Undargaray y Ramón Jiménez. Iván Muñiz, director del museo, quiso poner ayer el foco en que «no son fotografías condescendientes, no buscan mostrar miseria, sólo la realidad». Las imágenes seleccionadas han sido organizadas con un sentido narrativo. Nos enseñan las vidas de los mineros comenzando desde el hogar y el trabajo para seguir con la lucha, «la parte dura» y terminar con la memoria. «Mostramos lo que queda al final: la tradición minera y la musealización». Quizás por eso, la imagen que clausura la exposición es un bar de Langreo en los años ochenta, representando lo que quedó.

En la escenografía se emplean elementos naturales y reciclados. «Se combinan ramas de árbol arrastrados por la mar junto con fósiles y hojas de periódico para simbolizar el bosque sumergido de Arnao, origen del carbón. Al mismo tiempo, expresa lo efímero que acaba resultando todo, hasta la palabra», explicó Muñiz, responsable de los diseños. Estos elementos, organizados por el suelo de la sala «dan una lectura crítica y social a la muestra».

En el diseño se ha cuidado hasta las cartelas de las obras, que rompen el modelo habitual. «Las cartelas de las fotografías se inspiran en las fichas de lampistería de las minas, con el año de realización de la imagen en lugar del número que llevaban», indicó Iván Muñiz.

El nombre de la muestra también representa perfectamente su naturaleza. «La endecha era un lamento entonado en Edad Media por los seres queridos. Esta es nuestra endecha por la minería del carbón. El trabajo de Eduardo y Ramón no solo tiene un valor testimonial, sino que resulta una elegía plástica».

Esta exposición se celebra en unas fechas cruciales. «En este año 2018 se está conmemorando la batalla de Covadonga. Es posible que dentro de un siglo, en 2118, lo que se recuerde sea el centenario de la muerte del carbón. Es importante que desde Arnao, el lugar donde comenzó en España esta minería, se utilice la voz del arte para reflexionar sobre ello», concluyó Muñiz.

La exposición, situada en la sala polivalente del museo, estará abierta hasta el día 30 de septiembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos