La Holi Party y la gaita de Hevia ponen color y sonido a las fiestas del Portal

Niños y mayores mostraron sus manos tras lanzar al aire los polvos de colores. /  A. G.-O.
Niños y mayores mostraron sus manos tras lanzar al aire los polvos de colores. / A. G.-O.

El gaitero congregó a cientos de personas en la plaza del Ayuntamiento, en un concierto especial para presentar su último disco, 'Al son del indianu'

A. G.-O. VILLAVICIOSA.

Azules, rosas y amarillos. Polvos de colores tiñeron ayer por primera vez el cielo de Villaviciosa como colofón a una tarde cargada de juegos infantiles y donde las pruebas deportivas protagonizaron gran parte de la programación. La Holi Party, programada en un primer momento en la plaza del Ayuntamiento, congregó en el parque de El Pelambre a decenas de niños, todos ellos ataviados, como se advertía desde la organización, con ropa blanca y gafas para evitar el contacto del polvo de arroz con los ojos de los pequeños. La fiesta, de origen hindú, pintó a un público de todas las edades que no quiso perderse este primer espectáculo, programado con motivo de las fiestas del Portal.

Vecinos de todas las parroquias de Villaviciosa, y también de otros concejos de Asturias así como visitantes que se encontraban en la comarca, se dieron dita en El Pelambre para disfrutar de una tarde de diversión y entretenimiento.

Mientras, frente al Consistorio, los técnicos se afanaban por tener el escenario preparado para el gran concierto de por la noche.

El gaitero José Ángel Hevia volvió ayer a actuar de nuevo en su casa y lo hizo, tras 22 años, con un espectáculo muy especial. Junto a él, siete músicos, entre los que se encontraba su hermana, María José Hevia, interpretaron los nuevos temas de su último trabajo 'Al son del indianu', así como aquellos que lo llevaron a ganar gran popularidad años atrás. Previamente, en el teatro Riera, la Coral Capilla de la Torre, celebró su certamen coral acompañados de el Orfeón San Lorenzo y el Coro Voces Graves de Gijón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos