Illas estrena servicio a domicilio de transporte al Centro Rural de Apoyo

La nueva furgoneta adaptada que presta servicio desde hoy al CRAD de Caizuela. / LVA
La nueva furgoneta adaptada que presta servicio desde hoy al CRAD de Caizuela. / LVA

Una vecina de La Peral será hoy la primera viajera de una furgoneta adaptada comprada por AC Servicios, la nueva concesionaria

C. R. CAIZUELA.

El Centro Rural de Apoyo Diurno (CRAD) de Illas inaugura transporte a domicilio con una furgoneta adaptada adquirida por el nuevo concesionario del servicio municipal, que hoy se estrenará con una única usuaria, una vecina de La Peral. La concejala de Bienestar Social, Consuelo Areces, se felicitó ayer por la incorporación de un transporte gratuito y exclusivo para los vecinos del concejo que espera que tenga buena aceptación. «Era una petición demandada por los vecinos. La mayoría de los usuarios son personas mayores y sus familiares tienen, a veces, problemas para traerlos y llevarlos», explicó la edil.

El transporte funcionará a demanda de los usuarios. Es decir, no tendrá una ruta y frecuencias fijas sino que atenderá las peticiones de recogida y regreso de los viajeros.

El transporte fue una de las nuevas condiciones incluidas en el pliego de prescripciones técnicas para la contratación del servicio en el CRAD, un centro de más de 450 metros cuadrados diseñado como punto de encuentro de los vecinos. Atiende a los mayores en horario de diez de la mañana a cinco de la tarde de lunes a viernes y ofrece servicio de comida, podólogo, visita médica y peluquería, entre otros. Ahora en verano se mantienen actividades como la gimnasia y la pintura.

AC Servicios presentó una oferta por 148.000 euros para los próximos dos años, con posibilidad de una prórroga de mutuo acuerdo por otros dos años. La furgoneta adaptada, una vez vencido el contrato, quedará a disposición del Ayuntamiento.

Los servicios que tiene que prestar la empresa son de atención psicosocial y de manutención, lo que incluye tentempié a media mañana, comida y merienda para todos los usuarios, unos catorce, un número que no obstante puede variar.

La atención psicosocial implica la prestación de ayuda en tareas como vestirse, asearse, comer e higiene personal. Si bien los útiles de aseo y el material de incontinencia corre por cuenta del usuario, el adjudicatario sí debe aportar sillas de ruedas y ayudas técnicas que faciliten la movilidad dentro del propio centro.

Temas

Illas
 

Fotos

Vídeos