El juez no ve irregularidades en la cesión de las plazas del parking del Nautilus

Salvador Fernández y Ramón Artime, analizan la sentencia. / A. G.-O.
Salvador Fernández y Ramón Artime, analizan la sentencia. / A. G.-O.

La sentencia, favorable al PP, considera que el Pleno de Gozón aprobó en 2001 la concesión directa del uso del aparcamiento a la promotora de la obra

A. G.-OVIESLUANCO.

La Audiencia Provincial considera que no hubo irregularidades en la cesión de las plazas de aparcamiento del Nautilus a la promotora encargada de la obra. El juez estima que el convenio aprobado por el Pleno del Ayuntamiento de Gozón en 2001 establece la ejecución de un aparcamiento subterráneo y la reserva del 50% de las plazas para el Consistorio, sobre las que se otorga una concesión directa de explotación durante 50 años a dicho propiedad. Resalta, además, que en ningún momento se habla del pago de un canon.

La sentencia específica que se trata, «pura y simplemente, de un pacto a través del cual se determinan las condiciones en las que la promotora debe explotar el parking, en el que concurre la peculiaridad de que la propiedad es compartida con el Ayuntamiento». Añade, además, que cualquier forma de licitación pública sobre la gestión económica de las plazas es «ociosa».

El Ayuntamiento basaba su defensa en la supuesta naturaleza demanial de los bienes. Es decir, afirmaba que las plazas eran de titularidad pública y se encontraban afectadas al uso general o al servicio público. Una calificación que no comparten desde el juzgado, donde tampoco apoyan la concesión administrativa que pretendían en el recurso. Asimismo, señalan que durante el actual mandato local «no parece que se haya emprendido acción civil o administrativa alguna para impugnar las concesiones o revertir la propiedad que se dice usurpada».

El Partido Popular pide la dimisión del alcalde, Jorge Suárez, ante una sentencia «demoledora»

El portavoz del Partido Popular, Ramón Artime, que era uno de los acusados en la causa junto a su compañero Salvador Fernández, calificó ayer la sentencia, sobre la que no cabe recurso, como «demoledora». «Cuando uno intenta embarrar y le vale todo en política, pero se encuentra con una sentencia así tiene que dar un paso atrás. Si a Jorge Suárez -actual alcalde de Gozón- le queda un mínimo de dignidad debería dimitir. Ha echado mucha mierda estos años, acusaciones que no tenían ninguna base jurídica», aseguró.

El que fuera regidor de Gozón lamentó que «la única obsesión del alcalde es que Salvador y yo vayamos a la cárcel». «Pedimos a los palmeros que se dedicaban a decir que lo del Nautilus era una prevaricación que empiecen la campaña al revés».