Lastra descarta el riesgo de argayos en el paseo marítimo de Candás

La vivienda desalojada por motivos de seguridad en el paseo. / P. G.-P.
La vivienda desalojada por motivos de seguridad en el paseo. / P. G.-P.

Los conservadores aprecian «una dejación de funciones» por parte del Ayuntamiento y piden que la consejería actúe subsidiariamente

P. G.-PUMARINO CANDÁS.

El consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Principado de Asturias, Fernando Lastra, indicó ayer que los informes técnicos descartan que haya riesgo de desprendimiento en el paseo marítimo de Candás. De este modo, respondió a preguntas del PP en la comisión parlamentaria del área que la administración autonómica no asumirá ninguna actuación subsidiaria para «corregir la dejación de funciones», según los populares, del Ayuntamiento de Carreño respecto a la carretera del paseo marítimo de Candás que piden lo populares, al entender que no existe tal dejación.

Lastra, que remarcó que el paseo es vial urbano y, por tanto, de competencia municipal, incidió en que los geólogos señalaron en sus informes que el peligro de desprendimiento del talud afecta a la vivienda que ya ha sido desalojada dos veces por vía judicial y establece medidas de seguridad para sus habitantes, pero no para el paseo o terceras personas. «Hemos ido pidiendo informes de manera constante y no se detecta riesgo para el paseo marítimo», aseveró el consejero.

El grupo parlamentario del PP trasladó así a la comisión de Infraestructuras de la Junta General la denuncia en la que solicitaron la intervención subsidiaria del Principado, al apreciar tal «dejación de funciones», como reiteraron, por parte del Ayuntamiento de Carreño en materia de seguridad en el paseo marítimo. Los argumentos expuestos por la diputada María del Carmen Pérez García de la Mata, se centraron en las razones que motivaron un nuevo desalojo de la vivienda por razones de seguridad que entienden que debería ser efectiva a todo el paseo. La parlamentaria del PP se amparó en informes técnicos que avalaban el riesgo y también una la amenaza de que se produzca el desprendimiento de una gran roca de la ladera próxima a la casa. «Creemos que la situación es grave, por lo que pedimos que procedan a un asesoramiento a un Ayuntamiento de su mismo color».

 

Fotos

Vídeos