Limpieza invernal en la playas

La empresa Daorje ha retirado en los últimos días toneladas de madera y otros residuos arrastrados por el temporal. / LVA
La empresa Daorje ha retirado en los últimos días toneladas de madera y otros residuos arrastrados por el temporal. / LVA

El Ayuntamiento ha retirado toneladas de residuos en Salinas y Santa María

J. F. G.

Apenas queda rastro de las muchas toneladas de madera, plásticos y otros residuos que días atrás llegaron a la playa de Salinas, en su mayoría arrastradas por el río Nalón, como consecuencia de los temporales. Al contrario que otros años la recogida comenzó incluso antes de que amainase el temporal, y los resultados están a la vista. La playa está limpia, y no solo la de Salinas. También se ha limpiado la de Santa María del Mar. La siguiente será la de Bayas en la que, dado su tamaño y su proximidad a la desembocadura del Nalón, se acumula una cantidad ingente de residuos.

La limpieza de playas es responsabilidad exclusiva de los ayuntamientos. Si hasta el pasado 31 de mayo era Cogersa, el Consorcio de Gestión de Residuos de Asturias, de titularidad pública, quien asumía gran parte de la tarea sin repercutir el coste a los municipios, la posibilidad de que se pudiese estar vulnerando la Ley de Bases del Régimen Local de 2013 por no figurar tal cometido en sus estatutos le llevó a abandonar el servicio a partir de la referida fecha.

La pelota quedaba en manos de los ayuntamientos, que no tardaron en levantar la voz. Finalmente el Principado resolvió la situación concediéndoles una subvención. Castrillón decidió entonces ampliar el contrato de Daorje, la empresa adjudicataria del servicio de limpieza vial, que ya asumía parcialmente la de las playas. En un principio Cogersa volverá a asumir la limpieza una vez modifique sus estatutos.

Al contrario que otros años los temporales invernales no se han llevado hasta la fecha una cantidad apreciable de arena de la playa de Salinas ni provocado derrumbes en las dunas de El Espartal. El nivel se mantiene estable, y el refuerzo construido hace años a lo largo del muro del paseo permanece oculto.

En otro orden, la carretera que comunica Salinas con Arnao continúa cerrada al tránsito peatonal y rodado, a la espera de que finalice la reparación del boquete abierto el pasado octubre en la calzada a escasos metros de la boca del túnel. Ejecutadas por el Principado, consisten en sellar y reforzar la base del muro para evitar las filtraciones de agua que provocaron el boquete y en instalar un nuevo acceso.

Aparentemente las obras entran en su recta final.

 

Fotos

Vídeos