Luanco se pone a remojo para festejar el Carmen

Los miembros de la tripulación de 'El Marinín' celebran haber logrado el puesto en la competición de artilugios. / FOTOS: AURELIO FLÓREZ
Los miembros de la tripulación de 'El Marinín' celebran haber logrado el puesto en la competición de artilugios. / FOTOS: AURELIO FLÓREZ

El viento impidió que se celebrara la regata de botes y Adrián García 'El Chovo' venció en la cucaña por undécimo año consecutivo

JOSÉ LUIS RUIZLUANCO.

Luanco cumplió con la tradición y en su segundo día de fiestas de Nuestra Señora de El Carmen todo el pueblo se volcó hacia la mar. El viento no quiso dejar que se celebrara la regata popular de bateles, pero eso no pudo con las ganas de Adrián García 'El Chovo' de hacerse con la rama de laurel que se encuentra en la punta de la cucaña por undécimo año consecutivo. Lo dijo antes de empezar: «Voy a cogerla a la primera». Dicho y hecho. Fue el primero en poner a prueba sus habilidades y se llevó el gato al agua. «No hay truco, solo mucha práctica», decía con la rama en la mano. «La semana que viene voy a Candás», dijo para poner en aviso a sus futuros rivales.

Los otros 14 participantes empezaron un poco desanimados, ya que el primer premio, de 100 euros, ya no estaba en juego. Por primera vez cuatro chicas se animaron a participar. Naranco Álvarez, Marina García, Rita López y Celia Moro se la jugaron sobre la grasienta cucaña, aunque no hubo suerte. Ya en la segunda ronda, mientras Chimo Bayo parecía profetizar que 'esta no' sería la ocasión de nadie más, Jaime Torner atrapó la rama, rompió la profecía y subió el ánimo del multitudinario público que abarrotaba el puerto. 'Esta sí'. Una vez rota, también Alejandro Ordóñez consiguió hacerse con el laurel en la tercera ronda.

La suelta del pato, de corcho por supuesto, estuvo menos reñida. Seis participantes y entre ellos las cuatro chicas que ayer se atrevieron con todo. Pero no contaban con la participación de Rodrigo Serrano, experimentado jugador de waterpolo, que a pesar de salir el último (tenía que abrocharse el gorro) enseguida se puso en cabeza. Aunque Celia Moro le persiguió sin piedad, al final no consiguió darle alcance y evitar que atrapara el pato que esperaba plácidamente en la orilla de La Ribera. La categoría infantil sumó algo más de una docena de participantes y estuvo mucho más reñida. Unas gaviotas cercanas despistaron a más de uno, pero el pato fue para Martina Serrano, hermana de Rodrigo. Ya tienen casi una bandada.

Mucho más complicado fue remar desde la playa de La Ribera hasta el puerto a bordo de los originales artilugios. Con el viento en contra el grupo que se hizo llamar 'The Family' logró desmarcarse pronto del resto y hacerse con la victoria. «Hemos fabricado la barca en unas tres horas», confesaba Marina Rodríguez. El campo de fútbol flotante que era 'El Marinín' llegó segundo, 'el Aluanquín' quedó tercero. 'Los vikingos', que cerraban la lista de participantes, tuvieron que ser remolcados sin casi haber podido avanzar.

Hoy, a las ocho de la tarde, empezará el desfile de carrozas que fabrican asociaciones y particulares de todo el concejo y que contarán con grupos folclóricos asturianos, charangas y gigantes y cabezudos. Por la noche Los Trovadores alargarán la fiesta hasta la madrugada.