Luanco reforzará la seguridad en el carnaval de verano con la instalación de cámaras

La plaza de los Capitanes de la Marina Mercante, llena de jóvenes durante el carnaval del verano pasado. / TAREK HALABI
La plaza de los Capitanes de la Marina Mercante, llena de jóvenes durante el carnaval del verano pasado. / TAREK HALABI

Los dispositivos estarán colocados en la plaza de los Capitanes de la Marina Mercante, zona donde se congregan los jóvenes para el botellón

ALICIA GARCÍA-OVIESLUANCO.

El carnaval de verano de Luanco está a la vuelta de la esquina. Los vecinos ultiman sus disfraces -esta edición la temática será el antiguo Egipto- y los primeros buses organizados han comenzando a ofertar plazas para viajar a la villa luanquina ese día. El pueblo recibirá el próximo miércoles a cientos de personas de toda la región. Por ello, un año más, desde el Ayuntamiento de Gozón pondrá en marcha un plan especial de seguridad para evitar posibles incidentes.

La plaza de los Capitanes de la Marina Mercante contará por primera vez con cámaras de seguridad. La instalación de estos dispositivos está incluida en el proyecto de remodelación que el Consistorio gozoniego está llevando a cabo desde hace unos meses y se espera que estén en funcionamiento para esa fecha. Se trata de una de las zonas más conflictivas del carnaval, ya que es donde se concentra la gran mayoría de jóvenes haciendo botellón.

La actuación tiene un coste cercano a los 65.000 euros. El objetivo de la instalación de las cámaras de seguridad es poder controlar una zona que habitualmente sufre daños de mobiliario, pintadas y destrozos vandálicos, acciones que desde el equipo de gobierno se han propuesto frenar.

Dieciocho menores tuvieron que ser atendidos por los servicios de emergencias durante el carnaval de verano del año pasado. Cuatro, por un consumo elevado de alcohol, uno menos que en 2017. A ellos se suman otros 24 adultos, la mayoría de ellos por cortes o pequeños golpes resultado del desarrollo de la fiesta.

Con el fin de seguir disminuyendo estas cifras, el Ayuntamiento volverá a contar con un dispositivo formado por unas 40 personas entre Policía Local, Guardia Civil, Protección Civil y sanitarios. Asimismo, en la estación de autobuses las diferentes empresas privadas contarán con guardias de seguridad. Se colocarán vallas separando las zonas y se aumentará la frecuencia de los trayectos para intentar en lo máximo posible las aglomeraciones.

Por su parte, como en veranos anteriores, la música en las calles de Luanco dejará de sonar en torno a las 4.30 horas de la madrugada.

Actividades infantiles

Por la tarde y previo al gran botellón que llena las calles por la noche, el Ayuntamiento ha vuelto a organizar en el muelle antiguo actividades para los más pequeños. Habrá un concurso de dibujo y música para que tanto los niños como los padres puedan disfrutar de una animada tarde.