San Martín de Laspra bate su récord

Los peregrinos polacos llegaron ayer en sus bicicletas al albergue de San Martín de Laspra./LVA
Los peregrinos polacos llegaron ayer en sus bicicletas al albergue de San Martín de Laspra. / LVA

Un grupo polacos en bicicleta llena por primera vez el albergue de peregrinos

S. GONZÁLEZSAN MARTÍN DE LASPRA.

Cerca de 3.000 kilómetros separan Polonia de San Martín de Laspra. El pasado miércoles la distancia se redujo gracias a la visita de veinticuatro polacos al albergue de peregrinos de Castrillón. El hospedaje les recibió por la tarde y con el aforo casi al completo. Fueron ellos quienes colgaron el cartel de lleno, siendo la primera vez que se agotan todas las plazas disponibles en el alojamiento desde que hace tres años abriera sus puertas.

El grupo de romeros está realizando el Camino de Santiago en bicicleta y eligieron el albergue castrillonense como lugar de descanso antes de proseguir la ruta hasta Santiago de Compostela. No era la primera vez que se enfrentaban a una peregrinación ya que se trata de un grupo de hombres y mujeres experimentados que ya había viajado antes hacia Roma o Medjugorje, entre otros lugares santos.

A su llegada a San Martín de Laspra se encontraron con otros veinticuatro peregrinos que ya habían hecho un descanso en su caminata. Los 48 compartieron charlas y otras actividades antes de irse a sus habitaciones a descansar. Entre ellas, acudieron a la iglesia de Laspra, ubicada tras el albergue, para asistir a una misa oficiada por un sacerdote polaco.

«Comenzaron el camino en Santander y eligieron hacer parada aquí. Se marcharon temprano», explicaba ayer José Antonio González, responsable del albergue de San Martín. Para él la visita no fue una más. Los 48 peregrinos que se juntaron ayer en sus instalaciones hicieron que batiera su propio récord. «Es la primera vez desde que abrimos que llenamos del todo. Es más, tuve que abrir una habitación extra que casi siempre tengo cerrada porque está reservada para los peregrinos que hacen el Camino con sus mascotas», comentó González.

El lleno de ayer contrasta con la propia época de peregrinación, que ya comienza a acusar la bajada del número de caminantes al acercarse el fin del verano. San Martín de Laspra inauguró su albergue hace tres años y desde entonces han superado ya varios millares de visitantes. El grupo de polacos compartió mesa y habitaciones con otros peregrinos llegados desde diferentes puntos de Europa y es que el hospedaje castrillonense recibe cada año más caminantes extranjeros que españoles, no en vano se publicita en las guías del Camino de varios países, aunque muchos llegan hasta Laspra guiados por los comentarios de anteriores huéspedes.

 

Fotos

Vídeos