Año y medio sin carné y una multa de 1.800 euros por un atropello mortal en Luanco

El acusado de atropellar mortalmente a una mujer en Luanco, antes de empezar el juicio. / A. G.-O.
El acusado de atropellar mortalmente a una mujer en Luanco, antes de empezar el juicio. / A. G.-O.

El conductor, J. B. A., se declara culpable ante el juez del fallecimiento de Ángeles Castellano, de 83 años, cuando cruzaba por un paso de peatones

ALICIA GARCÍA-OVIES LUANCO.

El conductor acusado de atropellar mortalmente el año pasado a una mujer cuando cruzaba un paso de peatones ubicado a la entrada del casco urbano de Luanco aceptó ayer los hechos ante el juez del Juzgado de lo Penal número 2 de Avilés y llegó a un acuerdo para ser condenado a la retirada del carné de conducir durante un año y medio y al pago de una multa de 1.800 euros . La Fiscalía pedía inicialmente para él dos años de cárcel por un delito de homicidio imprudente, pero al llegar a un acuerdo entre ambas partes, el conductor evitó la prisión.

El accidente tuvo lugar el 25 de noviembre de 2017. La víctima, Ángeles Castellano, de 83 años, regresaba a casa después de haber ido a visitar a su marido en un centro geriátrico cuando se dispuso a cruzar por un paso de peatones ubicado en la calle Madrid, una zona urbana y bien iluminada a la entrada del casco urbano de Luanco. En ese momento, fue arrollada por el acusado, cuya identidad responde a las iniciales de J. A. B., según recoge el atestado, «por un descuido y falta de atención en la carretera». Los testigos fueron los primeros en acudir al rescate y se encargaron de avisar a los servicios de emergencias. Hasta el lugar del accidente se trasladó inmediatamente una ambulancia de la localidad que, tras un primer análisis, decidió dar aviso a la UVI móvil de Gijón, que se encargó de asistirla y de llevarla, en primera instancia, al Hospital San Agustín. Debido a la gravedad de las heridas que presentaba, decidieron trasladarla de urgencia al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

Según relataron en ese momento los testigos a este periódico, «la mujer se encontraba consciente y podía hablar, aunque presentaba un mal estado». La parte del vehículo que impactó con la mujer quedó destrozada tras el golpe. Su fallecimiento supuso un duro golpe para los vecinos de la capital gozoniega, sobre todo, porque el accidente tuviese lugar en un paso de peatones.

La Fiscalía considera que estos hechos eran constitutivos de un homicidio imprudente en categoría menos grave, por lo que aceptó retirar la petición de dos años de prisión. De esta forma, el acusado aceptó pagar una multa diaria de seis euros durante los próximos diez meses, así como la responsabilidad personal subsidiaria por impago de un año de prisión por cada dos cuotas que no se satisfaga. Asimismo, de manera inmediata, el conductor procedió a entregar el carné de conducir vehículos de motor por un periodo de año y medio. Todos los perjudicados han sido también indemnizados por la compañía aseguradora, por lo que han renunciado al ejercicio de las acciones civiles.

Más

 

Fotos

Vídeos