La mejora de la carretera de El Regueral incluirá las peticiones vecinales

El director del proyecto técnico del Principado, Benigno Varela (a la derecha), en Candás con varios vecinos. / E. C.
El director del proyecto técnico del Principado, Benigno Varela (a la derecha), en Candás con varios vecinos. / E. C.

Técnicos municipales de Carreño y del Principado revisan el proyecto para instalar marquesinas, contenedores y situar la red de saneamiento

P. G.-PUMARINO CANDÁS.

Técnicos de la Consejería de Infraestructuras y del Ayuntamiento de Carreño se reunieron ayer para revisar el proyecto de reparación de la carretera CE-1 entre Regueral y Zanzabornín. El objetivo es planificar una serie de mejoras propuestas desde la entidad vecinal L'Ablanal, para su inclusión en el plan de actuaciones previsto. Entre ellas, figura la ubicación de las marquesinas en esta vía, los espacios para situar los contenedores de residuos sólidos y los cruces necesarios para instalar la red de saneamiento y abastecimiento de agua.

En la actualidad el proyecto se encuentra en fase de estudio, por lo que se incluirán en el mismo todos estos detalles que no fueron recogidos en el documento inicial.

La valoración económica que se hizo de la obra sin añadir estas modificaciones asciende a 1.150.000 euros.

Las obras de reparación de esta vía interior del extrarradio urbano contemplan dos fases. La primera, en el barrio de Regueral, que dispondrá de un arcén o carril bici de 2,5 metros de ancho y cinco de rodadura, planificado para atender las necesidades futuras de cara a una expansión del casco urbano de Candás.

En el resto del trazado, hasta el núcleo rural de Zanzabornín, se procederá con un ensanche de la calzadas que dispondrá de un ancho de cinco metros.

La previsión es que el proyecto técnico salga a contratación antes de que finalice el año, según señaló el consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, en la reunión mantenida con los vecinos a primeros de este mes.