Las mujeres rurales lideran la igualdad sociolaboral

Ana Rosa Rozada, Rebeca Rodríguez, Rocío Vega y Lorena Villar, ayer, en la Casa de Encuentros de Villaviciosa. / A. G.-O.
Ana Rosa Rozada, Rebeca Rodríguez, Rocío Vega y Lorena Villar, ayer, en la Casa de Encuentros de Villaviciosa. / A. G.-O.

Villaviciosa iniciará un programa de talleres y cursos para guiar y formar a diez mujeres que quieran emprender en el concejo

A. G.-OVIESVILLAVICIOSA.

La Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (Fademur), en colaboración con el Ayuntamiento de Villaviciosa, iniciará en los próximos días un itinerario de inserción sociolaboral destinado a diez mujeres, principalmente del concejo maliayo. La iniciativa, enmarcada en la Red de emprendimiento e inserción en el mundo rural, está destinada a acompañar, guiar y aconsejar a aquellas personas que estén pensando en desarrollar nuevos proyectos empresariales en la zona rural. El programa tendrá su colofón a final de año, con la organización de una feria de emprendimiento, donde, entre otros aspectos, se darán a conocer los proyectos en los que han trabajado.

Este programa de emprendimiento, financiado con fondos IRPF del Principado de Asturias, contará con varias líneas de trabajo, sesiones individuales, talleres grupales y cursos online gratuitos (elaborados desde una perspectiva de género). El objetivo es, según explicó Rebeca Rodríguez, de Fademur, «adaptarnos a las necesidades específicas de cada participante, creando también sinergias entre ellas que permitan llevar los proyectos un paso más allá». Finalmente, el trabajo se dará a conocer en la feria de emprendimiento.

Lorena Villar, teniente alcalde y edil de Servicios Sociales, destacó ayer, en la presentación del programa, la importancia que este programa tiene para el concejo, «sabiendo la problemática de las mujeres en la zona rural». El equipo de gobierno lleva fomentando desde hacer varios años diversas iniciativas destinadas a acabar, entre otros aspectos, con la brecha digital. «En nuestro programa llevábamos una partida para el internet rural, pero la situación sigue siendo difícil. No es lo mismo emprender en Gijón que en Puelles, por ejemplo. Además, en el mundo rural hay un machismo intrínseco. Eso sumado al despoblamiento, complican la situación», afirmó.