«La música beneficia al resto de alumnos en otras asignaturas»

El director Enrique García Asensio, durante la 'masterclass' celebrada ayer en Candás. / A. G.-O.
El director Enrique García Asensio, durante la 'masterclass' celebrada ayer en Candás. / A. G.-O.

«Me encanta Candás y estaré dispuesto a venir siempre que me llamen», aseguró antes de dar una 'masterclass' en el centro polivalente Enrique García Asensio Director de orquesta

A. G.-OVIES CANDÁS.

El mundo de las orquestas no se entendería sin la figura de Enrique García Asensio. El músico, de 81 años, ha dirigido casi todas las grandes agrupaciones del país. Su trayectoria le ha llevado a Latinoamérica y Estados Unidos, donde sigue acudiendo habitualmente a dar conferencias. El músico compagina siempre que puede su faceta profesional con la pedagogía. Razón por la que ayer, en el centro polivalente de Candás, ofreció una 'masterclass' a los miembros de la Banda Sinfónica Infantil y Juvenil del Principado. El próximo domingo estará en Oviedo.

-¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con la Banda Sinfónica Infantil y Juvenil del Principado?

-Me gusta mucho la pedagogía y todo lo que sea enseñar. Es más complicado trabajar con jóvenes porque tienes que ir enseñándolos, pero para los que tenemos afición lo hacemos con mucho gusto. Nos acordamos de cómo éramos nosotros cuando empezábamos a aprender.

-Acaba de publicar el libro 'Dirección musical: La técnica de Sergiu Celibidache'.

-Es un libro que puede utilizarse para cualquier clase de dirección. La técnica es la misma. Es muy completo. Es una obra que Celibidache tenía pensado escribir, pero falleció, así que como su asistente decidí hacerlo yo. He tenido muchos alumnos y quería que lo que les he enseñado quedase plasmado por escrito.

-¿Han cambiado mucho las técnicas a lo largo de los años?

-Por supuesto, no se toca igual ahora que cómo se hacía en el siglo XIX, pero Celibidache fue el primero en crear una escuela de esto. Hay muchas técnicas, yo he cambiado hasta en cuatro ocasiones porque siempre he encontrado algo mejor. Es lo que les digo a mis alumnos: si encontráis algo mejor, avisarme. Yo también quiero aprender.

-¿Le queda algo por hacer?

-Muchas cosas, aunque por desgracia no tendré tiempo. Lo que más me gustaría sería volver a ser director titular de una gran orquesta. Estuve veintiún años en la sinfónica de RadioTelevisión Española y dieciséis, en la Banda Sinfónica de Madrid. Tengo experiencia, pero no me llaman.

-¿Había estado antes en Candás?

-Sí, varias. La última no hace muchos años. Me encanta y estaré dispuesto a venir siempre que me llamen. Recuerdo la primera vez que vine a tocar a Asturias, tenía diecisiete años y era violinista. Fue con motivo de los veinticinco años de la Sociedad Filarmónica de Gijón.

-¿Se han abierto las orquestas a la población?

-Cada vez va más gente a los conciertos, pero queda mucho por hacer. Las entidades estatales deberían hacer más por fomentar la cultura. A los jóvenes hay que hablarles de arte, pintura, música. Tener música de enseñanza obligatoria beneficia a los estudiantes en el resto de asignaturas.

 

Fotos

Vídeos