Los niños quieren toboganes acuáticos

Medio centenar de niños visitaron ayer la Casa Consitorial, donde les recibió el alcalde. / OMAR ANTUÑA
Medio centenar de niños visitaron ayer la Casa Consitorial, donde les recibió el alcalde. / OMAR ANTUÑA

Los menores de la Escuela de Verano de Corvera piden al alcalde unas piscinas «más divertidas» con trampolines

SHEYLA GONZÁLEZNUBLEDO.

La Escuela de Verano comenzó este año su actividad el 25 de junio. Desde entonces numerosos niños de Corvera han disfrutado de actividades y excursiones que han permitido a sus familias conciliar la vida personal con la laboral. Ayer, los menores que participan esta semana en las actividades, organizadas por el Ayuntamiento, visitaron la Casa Consistorial en Nubledo.

Más de medio centenar de niños entre cuatro y doce años recorrieron la sede del Ayuntamiento acompañados del alcalde, Iván Fernández, y de la concejala Rocío Martínez. Hubo tiempo para todo. Conocieron el funcionamiento de las diferentes áreas del Consistorio pero también llenaron el patio de butacas del salón de Plenos e incluso el sillón del alcalde en el mismo, desde donde hicieron sus peticiones al regidor socialista.

El entretenimiento fue el objetivo principal, por ello algunas de sus solicitudes iban encaminadas a conseguir unas piscinas municipales más divertidas. Para ello es necesario instalar toboganes y trampolines en ellas. Otros en cambio preguntaron por la apertura de la bolera del centro comercial ParqueAstur, que están arreglando para su puesta en marcha.

También plantean ampliar las excursiones y la edad máxima hasta los dieciséis años

Este programa municipal, que abarca todas las vacaciones escolares de verano, cubre desde los cuatro a los doce años pero fueron algunos de los menores quienes propusieron que se ampliara hasta los dieciséis años. También aprovecharon la ocasión para demandar al Ayuntamiento más excursiones ya que ahora se organiza una por semana y esta va variando para que los niños que se apuntan durante varios turnos no tengan que repetir actividad.

Entre las actividades que completan estas salidas, tanto dentro como fuera del concejo, hay talleres de reciclaje, manualidades, de lenguaje, expresión manual, juegos de habilidades y sensoriales o dinámicas de integración. Además, los pequeños se interesaron por cuestiones vinculadas a los parques, a las áreas recreativas, al medio ambiente e incluso sugirieron hacer algún arreglo en el Colegio de Las Vegas, sede de la Escuela de Verano. En este punto el alcalde, Iván Fernández, les explicó que todos los años se realizan mejoras en los centros educativos y que este verano se arreglarían muchos aspectos de los mismos.

A muchos les sorprendió el Ayuntamiento y sus departamentos, otros ya lo conocían de haber participado en ediciones anteriores de la Escuela, que todos los veranos lleva a los niños a conocer el Consistorio. Durante toda la mañana estuvieron acompañados de sus monitores.

Este año, la Escuela de Verano se desarrollará durante diez semanas hasta el 30 de agosto, con actividades desde las nueve de la mañana hasta las dos de la tarde, con la posibilidad de alargar el horario haciendo el desayuno y la comida para adaptarse mejor a los horarios laborales de las familias.