Una nueva acera mejorará la seguridad en la carretera de acceso a mina Moscona

Imagen de archivo del acceso a mina Moscona desde la carretera AS-17. / MARIETA
Imagen de archivo del acceso a mina Moscona desde la carretera AS-17. / MARIETA

La finalidad del proyecto, que pagará Asturmasa, es proporcionar un paso peatonal con mayores garantías a los vecinos de Solís en el trazado desde la AS-17

E. FANJUL SOLÍS.

A lo largo de esta semana darán comienzo los trabajos de construcción de la nueva acera en la carretera que conecta la AS-17 con la mina Moscona y la cantera próxima a la misma, proporcionando de esta forma un paso peatonal seguro para los vecinos de Solís, hasta la fecha inexistente. El proyecto -que fue presentado el pasado mes de mayo en asamblea abierta ciudadana por el propio alcalde, Iván Fernández- supone una inversión de 58.000 euros, que gracias a la negociación llevada a cabo por el Gobierno local asumirá la empresa Asturmasa, propietaria de la cantera.

La citada carretera soporta a diario un intenso tráfico de vehículos pesados, contando solamente con acera en su primer tramo, hasta la altura del cruce con el arroyo Espina. «La zona es muy insegura tanto para los peatones como para los conductores, ya que no debemos olvidar que hay bastante tráfico hacia y desde la mina y la cantera. Los vecinos de la zona venían reclamando un paso peatonal seguro desde hacía tiempo, así que lo que hicimos fue intermediar con la empresa Asturmasa, que en todo momento fue receptiva y se comprometió a financiar la obra, tal y como ha hecho», destacó Iván Fernández.

El proyecto contempla la construcción de una acera de 280 metros desde el cruce con el arroyo Espina hasta la entrada a la mina, con un ancho mínimo de 1,60 metros en todo el recorrido con bordillo de hormigón y cuneta del mismo material, en el margen izquierdo de la carretera. A lo largo del recorrido, la mayor parte de las viviendas se encuentran en el margen derecho, por lo que la nueva acera se ha proyectado en el contrario, con la salvedad de un pequeño tramo intermedio, que se ha resuelto ampliando la carretera para que de esta forma la acera no se interrumpa y pueda mantenerse siempre a la izquierda. «El proyecto es posible gracias a la empresa y también a los vecinos de la zona, quienes colaboraron en todo momento y con quienes el Ayuntamiento negoció para que cediesen algunos terrenos, afectados por el itinerario proyectado. Gracias a la colaboración y el buen entendimiento, se resuelve un importante problema de seguridad que beneficia a todos», señaló igualmente el alcalde.

La obra supone una inversión de 57.930 euros, con un plazo de ejecución de tres meses. El acabado de la nueva acera será de aglomerado rojo similar al primer tramo ya existente. Las obras incluirán la colocación de sumideros y tuberías tanto para la conducción de agua como para el alumbrado público. Las actuaciones se completarán con el pintado de las bandas de delimitación de la calzada y de un paso de cebra en el puente sobre el arroyo Espina, conectando así los dos tramos de acera.

Tal y como adelantó en su día el alcalde a los vecinos afectados por esta actuación, Asturmasa tiene previsto además construir en próximas fechas un nuevo vial interior que conecte la mina Moscona con la cantera próxima, para desviar por ella todo el tráfico pesado que genera la explotación y así evitar que los camiones circulen por la carretera de Solís.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos