Una nueva fachada termina con las humedades de las piscinas de Las Vegas

El edificio de las piscinas de Las Vegas ya luce renovado con un nuevo revestimiento y techos. / LVA
El edificio de las piscinas de Las Vegas ya luce renovado con un nuevo revestimiento y techos. / LVA

Asturagua, gestora del servicio, acaba de finalizar las obras en las instalaciones, en las que ha invertido 274.500 euros

SHEYLA GONZÁLEZLAS VEGAS.

Las obras de mejora de las piscinas municipales de Las Vegas han llegado a su fin. El edificio luce ahora nueva fachada y ha puesto fin al problema de humedades que venían denunciando los usuarios de manera constante. Los trabajos han corrido a cargo de Asturagua, empresa gestora de las instalaciones.

Se trata de un proyecto que ascendió a 274.500 euros y que se dividió en dos fases de actuación, siendo la más voluminosa la que acaba de terminar, pues se actuó en la totalidad de las fachadas de las instalaciones para instalar en ellas un sistema de aislamiento. «Con ello se han resuelto el 90% de los problemas que generaban quejas entre los usuarios», destacó ayer el alcalde, Iván Fernández, que visitó las piscinas junto a la responsable de Deportes del Ayuntamiento.

Aunque el cambio más visible es el estético, pues el edificio cuenta ahora con fachadas de un tono rojo intenso, también se ha trabajado en la mejora de la funcionalidad y eficiencia de las piscinas. «El revestimiento hace que se necesite un menor consumo y además se hace un mejor uso de la energía. Es lo que podemos llamar una inversión inteligente», recalcó Fernández.

Se ha colocado un revestimiento de aislamiento y nuevos techos en el gimnasio

Estas obras también conllevaron una mejora de los techos del gimnasio, que también presentaban problemas recurrentes. El proyecto comenzó su ejecución el pasado mes de abril con el objetivo de que «después de verano estuviera todo listo y así evitar molestias el menor tiempo posible», explicó el edil socialista, que añadió que «en estas obras el Ayuntamiento no ha tenido que gastar nada porque estaban previstas dentro del convenio de gestión por lo que corrían a cargo de la adjudicataria aunque hay que dejar claro que los problemas tampoco son culpa de ellos pues no fueron quienes construyeron el edificio».

Tras esta importante inversión quedan cerradas las obras pendientes por lo que «quedará solo realizar las tareas normales del mantenimiento del edificio pues ya han quedado subsanadas las deficiencias importantes», indicó Fernández.