Las obras de acondicionamiento del faro de Candás finalizarán en diciembre

Trabajos de acondicionamiento y limpieza de maleza en el entorno del edificio del faro. / P. G.-P.
Trabajos de acondicionamiento y limpieza de maleza en el entorno del edificio del faro. / P. G.-P.

Los trabajos consistirán en la protección de toda su estructura y la renovación del sistema eléctrico por un importe de 55.000 euros

PEPE G.-PUMARINO CANDÁS.

La obras de acondicionamiento del edificio del faro de Candás finalizarán a finales de diciembre. Los trabajos, que ya se encuentran en marcha, fueron contratados por la Autoridad Portuaria de Gijón por un importe de 55.000 euros a la empresa Bienes y Obras del Principado (Boprisa). La actuación obedece a la existencia de humedades en las paredes interiores, fachadas y la estructura de madera que soporta la cubierta del inmueble.

Otras reformas que se llevarán a cabo consistirán en la construcción de un camino de acceso a base de adoquinado en sustitución de las traviesas actuales degradadas, la colocación de una marquesina sobre la puerta de entrada para evitar la entrada de agua en la sala cuando se abre dicha puerta y la retirada de falsos techos de ripia y cañizo de todas las estancias para la revisión del estado de los forjados de entablado de madera. Sobre estos elementos se llevará a cabo un tratamiento anticarcoma en toda la superficie.

Además de estas mejoras, serán sustituidas las manillas de cierre de todas las ventanas de aluminio y la renovación de la instalación eléctrica para dotarla de un mayor potencia. Los muros y tabiques serán tratados con productos especiales de pintura para protección de las humedades. La garantía de estos trabajos, una vez que finalicen las obras, será de un año.

El faro funciona desde 1917 en su ubicación actual, debido a que en su anterior emplazamiento, de 1904, en la Peña de los Angeles, no se disponía del suficiente espacio para la construcción de una casa para el farero.

El edificio, de planta rectangular y con una superficie total construida de 277 metros cuadrados distribuidos en dos alturas y bajo cubierta, cuenta con una torre troncopiramidal adosada a la cara norte del inmueble. Su altura sobre el nivel del mar es de cuarenta metros y de doce sobre el terreno y está construido casi al borde del acantilado. Su lámpara de quinientos watios se enciende y apaga, emitiendo la característica luz blanca, con ocultaciones cada diez segundos, con un alcance de trece millas.

Desde hace varios años, contando con el permiso de la Autoridad Portuaria de Gijón, algunos de sus locales fueron cedidos a la Banda de Gaites Candás. Ahora, con los trabajos de acondicionamiento que se están llevando a cabo, la entidad se vio obligada a suspender todos los ensayos y las clases que se impartían en esta sede. Entretanto duren las obras, todos sus componentes tuvieron que llevar a sus domicilios los instrumentos y los muebles fueron trasladados a una de las salas.

De hecho, el Ayuntamiento de Carreño ha facilitado el centro polivalente de La Baragaña a la agrupación musical para sus necesidades. Además, el Consistorio carreñense tiene planificada la publicación de un volumen sobre la historia del faro que será presentado el próximo año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos