Las obras del aliviadero de Los Balagares obligan a modificar el tráfico en Overo

Las obras del aliviadero de Los Balagares obligan a reorganizar el tráfico en Overo. / LVA
Las obras del aliviadero de Los Balagares obligan a reorganizar el tráfico en Overo. / LVA

Se habilita un doble carril en el margen derecho sentido Los Campos, quedando cerrado al tráfico el margen izquierdo

SHEYLA GONZÁLEZTRASONA.

Los conductores que circulen los próximos días por la zona de Overo, especialmente en la rotonda, deberán extremar las precauciones pues se ha reordenado el tráfico para poder ejecutar las obras del aliviadero de Los Balagares.

Los operarios han habilitado un doble carril en el margen derecho, sentido Trasona-Los Campos, quedando cerrado al tráfico el margen izquierdo de la glorieta de Overo. En un plazo aproximado de ocho días, el corte de tráfico se producirá en sentido inverso. Las obras también afectarán al aparcamiento del área recreativa, que estará cerrado al público durante un plazo aproximado de entre ocho y diez jornadas, lo que se estima que puedan prolongarse estos trabajos en la zona, que comenzaron el pasado mes de mayo.

Durante las próximas semanas, las actuaciones para la construcción del aliviadero se centrarán en la instalación de tubería de 315 milímetros destinada a saneamiento y también de 1.200 milímetros para alivio, bajo la rotonda de Overo, que posteriormente será reurbanizada y aglomerada. También incluye la construcción de una edificación de cincuenta metros cuadrados, que será levantada en una finca de propiedad municipal colindante con la glorieta de Overo. Esta albergará las cámaras donde se recogerá el agua en caso de lluvias intensas que, de no ser suficientes para almacenar todo el agua se expulsará por el colector de alivio al río Alvarés. El aliviadero tendrá un cierre perimetral y, en la misma finca, se construirá un aparcamiento de 160 metros cuadrados, de uso exclusivo para los servicios técnicos.

Las obras, que han supuesto una inversión de 933.566 euros, se prevé que terminen este mismo año. «Sabemos que la CV-1 soporta mucho tráfico y que por ello la regulación en la rotonda puede generar molestias, pero en la actual fase de las obras es inevitable», indicó el alcalde, Iván Fernández, que añadió que «las obras siempre generan incomodidades, pero apelamos a la comprensión de los ciudadanos, ya que se trata de mejoras que benefician a todos». Este proyecto se desarrolla en paralelo a las obras de mejora de la red de saneamiento de la urbanización, con una inversión de 396.483 euros.