Las obras de ampliación de la escuela infantil de Candás, pendientes de algunos remates

P. G.-PUMARINO CANDÁS.

Las obras de ampliación de la escuela de educación infantil La Marinera de Candás se encuentran en un estado muy avanzado, tan solo quedan pendientes algunos remates. La actuación consistió en dotar al centro de una nueva sala de psicomotricidad, que contará con una superficie útil de 93,38 metros cuadrados; un baño y el almacén de 10,22 y 30,91 metros cuadrados, respectivamente y un guarda-cochecitos. Queda por concluir la conexión de los sanitarios a la red y obras menores. Los trabajos fueron contratados a la empresa Ovinorte S.L., por un importe que ronda los 70.000 euros.

Según explicó la concejala de Educación, Cecilia Tascón, «con la adecuación de este espacio se pretende ampliar el programa de usos existentes en el equipamiento docente». En la actualidad el centro educativo dispone de tres aulas, sala de usos múltiples, despacho, cocina, almacén, vestuario y aseo para el personal, además de un patio de juegos al aire libre. «Con el paso del tiempo se puso de manifiesto la necesidad de complementar la infraestructura del centro incorporando al mismo un aula de psicomotricidad y adecuando determinadas dependencias ya existentes», añadió la responsable municipal.

La escuela educación infantil La Marinera, ubicada en la candasina plaza Gremio Mareantes, comenzó su andadura en el curso 2004-2005 y tiene capacidad para casi cuatrocientos niños.