Una oleada de robos en la zona rural de Carreño genera alarma vecinal

Vista de varias caserías de la parroquia de El Valle, donde tuvieron lugar algunos de los robos. / E. C.
Vista de varias caserías de la parroquia de El Valle, donde tuvieron lugar algunos de los robos. / E. C.

Hasta el momento son ocho las denuncias presentadas ante la Guardia Civil y la Policía Local, que solicitan la colaboración ciudadana

PEPE G.-PUMARINOCANDÁS.

Una oleada de robos en la zona rural de Carreño ha generado una gran alarma entre los vecinos. Las parroquias donde se cometieron la mayoría son las de Guimarán, El Valle y, la última, en Casa Campón, en Logrezana. Hasta el momento son ocho las denuncias presentadas ante la Guardia Civil y la Policía Local por destrozos, daños en casetas de aperos de labranza y hurtos en algunas de ellas, entre los que consta un tractor cortacésped en buen uso.

Ante esta profusión de este tipo de delitos contra la propiedad, el vecindario adoptar ciertas medidas como la de usar las redes sociales como sistema de aviso en el caso de observar la presencia de merodeadores. Según el testimonio de uno de los afectados, que asegura que es la cuarta vez que le roban, «lo peor de todo son los destrozos que causan y la sensación de miedo e impotencia. La realidad es que nos sentimos desprotegidos y que vivimos en un concejo sin ley». Explica que el último robo en su vivienda se produjo entre las seis de la mañana y las 11 horas. «En ese espacio de tiempo entraron en mi casa y en otras dos más colindantes también causando desperfectos», añade.

Fuentes municipales explicaron a EL COMERCIO que los cuerpos y fuerzas de seguridad vienen trabajando en el asunto de manera coordinada mediante el intercambio de información y cooperando en las labores de vigilancia, pesquisas y comprobaciones necesarias. Pero ante las constantes denuncias presentadas se solicita la colaboración ciudadana para facilitar la información de la que dispongan al cuartel de Guardia Civil y la Policía Local de Carreño. También se recomienda evitar las redes sociales o grupos para no facilitar pistas que pongan en antecedentes a los autores de estos delitos.

No utilizar redes sociales

Las mismas fuentes explicaron que en fechas recientes se estaba ya tras la pista de un coche con el que operaban, pero la matrícula del vehículo y alguna foto del mismo se hizo pública en redes. «A esta información tuvieron acceso los ladrones, que acabaron incendiando el coche robado que usaban para perpetrar los hurtos. Apareció quemado más tarde, en una carretera de la Miranda. Es por esta razón por la que lo más efectivo es dar cualquier dato que se tenga e informar directamente a los cuerpos y fuerzas de seguridad para poder avanzar en la solución al problema», subrayan.