El PP pide la compra del Prendes y rechaza la vía expropiatoria

Teatro Prendes, en la avenida del Ferrocarril de Candás. / T. HALABI
Teatro Prendes, en la avenida del Ferrocarril de Candás. / T. HALABI

El equipo de gobierno socialista plantea abrir un debate de cara a incluir la operación en el presupuesto de 2019

PEPE G.-PUMARINOCANDÁS.

El Partido Popular de Carreño defiende que se lleve a cabo una compra del edificio del histórico teatro Prendes antes de acudir a la vía de la expropiación forzosa. Así lo manifestó su portavoz, Joana Canals, de cara a la apertura de una nueva vía de negociación para elaborar el presupuesto municipal de 2019. «Desde el equipo de gobierno socialista se nos trasladó la idea de someter a estudio este asunto, abriendo para ello un debate con todas las fuerzas políticas con representación municipal. Nuestra postura al respecto es que se retome el proceso y se compre», explicó la popular.

La última decisión adoptada por el Ayuntamiento fue en marzo, cuando anunció su renuncia a mantener la vía de la expropiación forzosa. Entonces culpó al PP de «impedir» poder materializar esta operación dentro del ejercicio presupuestario de 2018, alegando la disponibilidad económica para hacer frente a esta operación. Como consecuencia de este fallido intento de adquirir el inmueble, el Consistorio sigue abonando 65.000 euros anuales en concepto de alquiler.

Ahora, con la nueva Corporación, el marco de la negociación ha experimentado cambios especialmente en materia económica. Si el pasado mandato el PSOE contaba con el respaldo de Somos Carreño, en el actual escenario el entendimiento es con el Partido Popular. La formación apoyó en la última sesión plenaria, celebrada la semana pasada, la aprobación de los tributos municipales, como ante sala de las nuevas cuentas.

Los socialistas justificaron en su día acudir a la vía de la expropiación del teatro en base a las diferencias económicas existentes con los propietarios del inmueble, que valoraron la finca en más de dos millones. Un precio muy alejado de los informes técnicos municipales, que los fijaron en 780.000 euros, de acuerdo con una estimación actualiza del precio del inmueble. Para esta importante operación patrimonial, el Ayuntamiento había destinado 1,2 millones de euros.