Más del 40% de las piscinas particulares de Gozón no pagan contribución

A. G.-O. LUANCO.

La Dirección General del Catastro se encuentra actualmente llevando a cabo un proceso de regulación catastral en varios concejos del Principado para detectar bienes inmuebles en situación irregular. Uno de los municipios afectados por este procedimiento es el de Gozón, donde de las ochenta piscinas construidas más de una treintena no estarían dadas de alta en este listado. Es decir, que no abonan anualmente el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

En concreto, en Luanco, la capital del concejo, se ubica el mayor número de instalaciones no registradas. Le siguen las parroquias de Bañugues y Bocines, aunque no será hasta que finalice el proceso cuando se conozcan los datos definitivos. Para poder llevarlo a cabo, desde el Catastro están utilizando los datos registrados en el Plan Nacional de Ortofotografía Aérea (PNOA). Se trata de la «obtención de ortofotografías aéreas digitales con resolución de 25 ó 50 centímetros y modelos digitales de elevaciones de alta precisión en todo el territorio español».

Una vez localizadas todas las piscinas irregulares, los propietarios de los inmuebles deberán pagar una cuota para poder regularizarlas en el Catastro, así como la correspondiente contribución a las arcas municipales. Por su parte, Hacienda ya ha publicado los resultados del procedimiento de regulación catastral en los municipios asturianos en los que ya se ha finalizado. Según los datos, los bienes inmuebles irregulares eran 22.195, de los cuales 21.767 se encontraban en suelo urbano. De todos ellos, casi el 50% eran nuevas construcciones.

 

Fotos

Vídeos