«No sé si habrá presupuesto, no queremos hacer trabajar a los técnicos para nada»

Yasmina Triguero, alcaldesa de Castrillón, en su despacho de la Casa Consistorial de Piedras Blancas. / MARIETA
Yasmina Triguero, alcaldesa de Castrillón, en su despacho de la Casa Consistorial de Piedras Blancas. / MARIETA

Yasmina Triguero, alcaldesa de Castrillón, lamenta que «este año ha sido el que menos apoyo hemos tenido, porque hubo un paso atrás de los grupos con la intención de buscar debilidades»

SHEYLA GONZÁLEZ AVILÉS.

Yasmina Triguero llegó al Ayuntamiento de Castrillón en el año 2007 dentro del equipo de gobierno de Ángela Vallina. Desde 2014 ocupa la alcaldía. Ahora hace balance del último año y fija sus proyectos a desarrollar antes de que termine este mandato. Todo ante la incertidumbre de saber si presentará o no su candidatura a la alcaldía de cara a las elecciones del mes de mayo.

-¿Qué balance hace de 2018?

-2018 nos ha dejado una situación económica mejor. Ha sido un año que ha posibilitado desbloquear proyectos que estaban pendientes y se han puesto en juego cuatro millones de euros.

-¿El Centro Cultural El Agüil ha sido el gran proyecto del año?

-Es uno de los proyectos mas fuertes de toda la legislatura. Era un compromiso adquirido de cuando se hicieron las viviendas públicas. Era importante dotar a esos bajos de los servicios que iban a conseguir mejorar las infraestructuras pendientes de Salinas. Lo mejor es que estamos viendo que tiene mucho uso.

-Salinas siempre denunció que estaba discriminada. ¿Ha cambiado esa situación?

-Se ha hecho el centro cultural, se ha apostado por Las Colonias, se está trabajando en el centro de formación, se han cambiado todas las luminarias de Pablo Laloux y las que están pendientes ahora de este año, entre otras. Quedan más proyectos, pero estamos en ello. Salinas en algún momento ha pensado que la izquierda le daba la espalda, pero ha visto que no es así.

-¿El Ayuntamiento apuesta fuerte por Las Colonias?

-IU ha demostrado desde el año 2007 que tiene una apuesta fuerte por la recuperación del patrimonio en el concejo y para que eso provoque una dinamización económica. Las Colonias es otro punto más al que había que entrar. Ha habido muy buena colaboración con la Universidad de Oviedo. En los próximos días veremos la licitación del proyecto de obras para después sacar la rehabilitación del edificio. Aunque va a ser mucho más importante la recuperación del uso residencial.

-Muchos critican la gestión de la mina de Arnao y piden su remunicipalización.

-Es un éxito haberla recuperado, todo el mundo que viene de fuera nos dice que hemos hecho un trabajo excelente. No hay más que ver que aquello que estaba destinado a apartamentos turísticos por parte del PP se ha convertido en un referente. La remunicipalización es muy complicada por la Ley de Presupuestos del Estado, por la tasa de reposición del personal. Si pudiéramos la haríamos, sin lugar a dudas. Si se nos deja crecer en plantilla, seremos los primeros interesados en gestionarlo directamente.

-¿Están trabajando ya en los presupuestos de este año?

-No tenemos decidido si vamos a presentar presupuesto. No sé si lo habrá, hay que esperar a la liquidación del año. Además, viendo la posición del resto de grupos, no queremos hacer trabajar a los técnicos para nada. Pero no vamos a parar, porque la ciudadanía no nos lo perdonaría. Cuando se sepa el remanente, se estudiará hacer una modificación para sacar las inversiones.

-¿Cómo valora los presupuestos regionales?

-IU apoyó los presupuestos autonómicos en el contexto autonómico porque hay mejoras sociales que son una prioridad. Pero es cierto que en el apartado de inversiones para los ayuntamientos no estamos de acuerdo. Hay que recodar que el Estado da más de veinte millones de euros a cargo de la diputación y no tenemos conocimiento a qué se destina ese dinero, ni siquiera como vicepresidenta de la FAC he conseguido que me lo digan. Desde luego, a Castrillón no. No nos priorizan porque no somos de su signo político.

-¿Cree que se ejecutará este año la cubierta del Infanta Leonor?

-Es el quinto año que el Principado tratará de ejecutar la obra. Este año volvemos a estar en el limbo. Cumplió el centenario y no se pudo celebrar con dignidad. El consejero no pudo venir porque casi no podría entrar a la escuela por su estado.

-¿Teme que la inversión anunciada para el saneamiento de la zona sur no se ejecute?

-Queda condicionada a la disposición de crédito de los próximos cuatro años. Estamos hablando de una planificación a largo plazo, veremos si después se dota de dinero para ejecutarlo. Eso si luego se ejecuta, porque también había una partida para la Escuela Infanta Leonor y desapareció y se fue a otro proyecto.

-¿Se inaugurará este año la biblioteca de Piedras Blancas?

-Es el proyecto fallido y con más incidencias en la historia de Castrillón, a la par de la construcción de este Ayuntamiento. La gestión no ha sido buena. El 100% no es culpa del Principado porque hay dos licitaciones fallidas por los contratistas. Pero la gestión de esas contrataciones se hizo de manera lenta. Y una vez terminado nos encontramos que intentaban entregar un edificio sin suministro energético. Eso tensó mucho la cuerda con la viceconsejería al intentar que asumiéramos el coste, es indigno que nos lo pidan.

-El año pasado varios asuntos estuvieron a punto de paralizarse en el Pleno por el voto contrario de la oposición. ¿A qué cree que se debe?

-Estábamos en año preelectoral y ahora electoral. Se piensa en la rentabilidad y el bloqueo al equipo de gobierno. Durante los cuatro años de trabajo hemos negociado mucho con unos y otros, pero este año ha sido el que menos apoyo hemos tenido. Hubo un paso atrás por parte de los grupos con la intención de buscar debilidades. Esa es la política fea, la de denostar al otro en vez de trabajar por el municipio.

-¿Que no se aprobaran los reconocimientos de honores es uno de los peores recuerdos del mandato?

-Me ha dolido mucho. Ese momento de final de año de reconocer a quienes han trabajado por el municipio era especial. Ya hubo un amago con Daniel Alonso por parte de Castrillón Sí Puede, pero se logró reconducir. Eran personas destacadas y se sabe de sobra de su valía. Con el voto que dieron se convirtió en una reprobación. No estuvimos a la altura y me incluyo. Son de esas cosas que a nivel personal te duelen.

-¿La relación con el PSOE está rota?

-En la investidura consensuamos un documento con medidas para dar estabilidad al concejo. En su momento será importante verlo porque se ha cumplido la gran mayoría. Nosotros seguimos llevándolo a cabo a pesar de enfriarse la relación porque se ha perdido la confianza en el PSOE. Jugaron a tensar demasiado la cuerda y el 'summun' fue cuando presentaron la enmienda al presupuesto sin decirnos nada.

Críticas en el área de Cultura

-¿Cómo han tomado la reprobación constante al edil de Cultura?

-Nos felicitan a nivel nacional y la mayor crítica la tenemos dentro del concejo. El tema de cultura lo tengo claro, hay una reacción a un trabajo de calidad que se está haciendo desde el área y no queda otra que mantenerse en la misma línea. Se ha dado un salto de calidad en la programación y eso la gente lo valora.

-¿Echan de menos una subvención regional para cultura?

-En la programación cultural la ayuda del Principado es ínfima, se reduce a 2.000 euros para la escuela de música y algo más de mil para comprar libros. Sin embargo, sí dan mucho dinero para otros espacios, en los que también colabora el Puerto, y a nosotros no nos dan ni un euro. Exijo que el compromiso económico se cumpla también con el resto de espacios.

-¿El supuesto plagio de la escultura de surf empañó el fin de año?

-Acepto la crítica de los artistas, pero no que se critique que haya políticos, porque en este caso solo era yo. Enrique Tirador es licenciado en Bellas Artes y escultor, tiene formación suficiente para elegir una pieza de manera profesional. Si nosotros no podemos decir nada, menos la oposición. Hay que recordar que la única denuncia real por plagio fue la del autor original de los barcos de La Vegona y ahí gobernaba el PP. Aquí no existen denuncias por la escultura.

Trabajo comarcal

-¿La Ronda Norte es la asignatura pendiente del mandato?

-No han empezado con los estudios, y son largos. En su día nos tendrán que dar audiencia y explicárnoslo todo, porque es otro asunto en el que nos tienen al margen. Hay una posición clara y es que la del 'Plan Balbín' es la más adecuada y la que más gusta a la mayoría. No podemos trasladar el peso de la salida del puerto a una variante que está obsoleta, sería un error garrafal.

-¿Sería necesario impulsar más el trabajo coordinado de la comarca?

-En 2007 empezaron las reuniones de concejalas de Igualdad y que después de diez años sea el único área que se coordina es de destacar. El albergue también ha sido otro punto de trabajo importante. Se tendría que extender a más áreas.

-¿Y la Mancomunidad de Turismo?

-Estamos en la Mancomunidad, pero soy más crítica. No puedo decir que esté plenamente contenta del trabajo realizado, creo que es muy mejorable. No se trabaja siempre con la participación del resto de concejos. En algunas cuestiones nos hemos planteado si no sería más rentable estar solos porque no siempre creemos que se haga la mejor política.

-La unión por la industria sí es innegable.

-En eso siempre hemos mostrado nuestra fortaleza. Ahora con Alcoa se ha visto, pero también en otras ocasiones. Ahí la respuesta siempre es contundente. No podemos dejar que se desindustrialice la comarca porque nuestro PIB se nutre de ello.

-¿Ha decidido si presentará su candidatura a las primarias de Izquierda Unida?

-Sigo sin tomar la decisión. La voz la tiene que tener la militancia, se abrió un proceso de primarias y hay que respetar los tiempos, siempre. Llevo desde 2007, son muchos años gobernando y eso desgasta. Veremos a ver qué pasa estos días y luego tomaré la decisión, aunque no voy a demorarlo mucho. Nadie tiene que verse intimidado por si yo sigo o no, me reservo lo que pienso hasta que termine el proceso de primarias que sigue abierto.

Más información